Beijing, 29 may (Prensa Latina) China exigió nuevamente hoy a Estados Unidos y Occidente dejar de inmiscuirse y tergiversar cuestiones internas como la ley de seguridad nacional para Hong Kong y la situación en Xinjiang, al ratificar que contraatacará cualquier acción injerencista.
Zhao Lijian, vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores, en rueda de prensa deploró, calificó de arbitrario y sin sentido un comunicado conjunto de Washington, Reino Unido, Canadá y Australia sobre el tema Hong Kong.

Según confirmó, su gobierno elevó notas de protestas ante las representaciones de dichos países, los llamó respetar la soberanía nacional, actuar con cautela y hacer contribuciones para la prosperidad y estabilidad del territorio sureño, en vez de alimentar la agitación allí.

El portavoz criticó los intentos de Estados Unidos de utilizar el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas como instrumento de injerencia y también las amenazas de su secretario de Estado, Mike Pompeo, para revocar el trato preferencial a aquella zona porque considera perdió autonomía política.

También advirtió a Reino Unido de abstenerse de proceder con su plan unilateral de ampliar los derechos de visado para los hongkoneses, pues así violaría los compromisos bilaterales y normas internacionales.

En otro momento, Zhao denunció los planes de Washington de negar visas a estudiantes chinos y los calificó de perjudiciales para el intercambio pueblo a pueblo, la base social de los nexos bilaterales y una evidencia de discriminación racial.

Asimismo, expresó oposición a una reciente legislación que contempla sanciones por presuntos abusos contra las minorías étnicas en la región autónoma uigur de Xinjiang y enfatizó en que el mecanismo aplicado allí permitió anular el terrorismo y el extremismo.

Finalmente remarcó la disposición de China a tomar medidas en reciprocidad a cualquier acto de injerencia extranjera que busque socavar la soberanía, seguridad e intereses de desarrollo.

jcm/ymr