La disidencia armada de la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC) anunció este miércoles la creación de un nuevo movimiento político clandestino que trabajará para hacer frente al “mal Gobierno”. 

En un nuevo video difundido en Internet, el disidente y prófugo de la Justicia Iván Márquez anunció la creación de un nuevo movimiento político clandestino. En el material audiovisual, Márquez está acompañado de Seuxis Paucías Hernández Solarte, conocido como ‘Jesús Santrich’, así como de Hernán Darío Velásquez, alias ‘el Paisa’, entre otros excombatientes. 

Entre las acciones enmendadas por el naciente Movimiento Bolivariano por la Nueva Colombia se encuentran: erradicar la corrupción y “revocarles el mandato a politiqueros responsables del caos actual”. 

“No repetiremos la experiencia de la Unión Patriótica, en donde la heroicidad de sus integrantes y la generosidad que caracterizó su compromiso fueron brutalmente abatidas por las Fuerzas Armadas”, dijo Iván Márquez en referencia al partido político de izquierda que fue víctima de un genocidio en la década de los ochenta. 

Márquez explicó que los integrantes del Movimiento Bolivariano por la Nueva Colombia realizarán sus actividades dentro del sector social en donde vivan, trabajen o estudien “sin que sea de público conocimiento su pertenencia política”. 

El ahora líder de las disidencias señaló que, si las circunstancias políticas cambian o el proceso de diálogo avanza, analizarían “la conveniencia de nuevas formas de trabajo o de organización”. 

Márquez invitó además a las personas que se sienten “bolivarianos”, sean civiles o miembros de la Fuerza Pública, a unirse al nuevo movimiento para “dar el salto a la lucha política abierta”. 

El anuncio del nuevo movimiento llega una semana después de que algunos excombatientes desmovilizados por el acuerdo de paz anunciaran que regresarían a las armas para continuar la “lucha guerrillera”. 

“Buscaremos coordinar esfuerzos con la guerrilla del ELN y con aquellos compañeros y compañeras que no han plegado sus banderas”, dijo Márquez el pasado jueves 29 de agosto. 

El anuncio de la disidencia provocó un rechazo inmediato de los dirigentes de la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC), el partido político creado tras el Acuerdo de Paz entre el Gobierno de Juan Manuel Santos y la extinta guerrilla. 

Por su parte, el Gobierno de Iván Duque comenzó la búsqueda para dar con los disidentes de la FARC, mientras que la Fiscalía General de Colombia informó que son acusados de los delitos de concierto para delinquir agravado, fabricación, tráfico y porte de armas de uso privativo de las Fuerza Militares y utilización ilegal de uniformes o insignias. 

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!