Caracas , 15 Ago. AVN

El músico venezolano Fernando Colina murió en Colombia luego de que varios hospitales se negaran a atenderlo, según denunció su esposa, Haydé Polanco, reseña el blog de investigación de datos La Tabla.

Polanco expresó que en el hospital de Villa del Rosario le dijeron “Tienen que esperar. Ustedes son venezolanos, acá el colombiano es una cosa y el venezolano es otra. Hay que tener un carnet para poder tener salud acá”.

En Colombia -explica La Tabla- el sistema de salud es mixto (público y privado), sin embargo, para evitar la saturación del sistema público, los funcionarios de las Empresas Prestadoras de Salud (EPS) deciden quiénes deben ser atendidos y quiénes no.

Además, agregan que en la Constitución Política (CP) de 1991 se establece que el Sistema General de Seguridad Social en Salud (SGSSS) “cubre a todos los residentes en el país”, pero no mencionan a las personas en condición de refugiados, inmigrantes o que simplemente estén de tránsito en el territorio.

Los restos del músico venezolano, integrante de la Banda Show Panamá y famoso por componer las conocidas canciones Sopa de Caracol, San Martín y Muévelo, serán trasladados a Venezuela este jueves.

Por su parte, Carlos Granadillo, pianista de la banda, denunció que “nunca tuvo atención médica, no se le llegó a hacer un diagnóstico. En uno de los centros de salud le dijeron que lo podían atender a partir del 15 de agosto. Estuvimos paseando por la Cruz Roja, por el hospital de Villa de Rosario, en tres oportunidades, no lo atendieron solo le dieron analgésico. No le hicieron exámenes, presumíamos que tenía algo en el hígado, estuvo muy mal con diarrea y vómito. Él se muere al parecer por una peritonitis, botaba heces por la boca con sangre”, reseña La Tabla.

Según una encuesta del Banco Interamericano de Desarrollo, el 70% de los afiliados al sistema de salud en Colombia, están descontentos debido a todos los impedimentos administrativos que colocan algunas EPS para recibir atención, además de rechazar los largos tiempos de espera para conseguir una cita médica.

La Tabla destaca que el sistema de salud colombiano es excluyente incluso para sus propios ciudadanos. En la Constitución establecen que “El acceso a la Seguridad Social en salud se garantiza sin discriminación a las personas residentes en el territorio colombiano y que la afiliación al SGSSS es obligatoria”, pero no aclara como debe ser la atención a quienes están desempleados o pertenecen a las clase social más desposeída.

El profesor Alejandro Arrieta, de la Universidad Internacional de la Florida en Miami, destaca que el problema es el difícil acceso a la salud, indiferentemente de la condición de asegurado.

Finalmente, el artículo de La Tabla destaca que la grave situación del sistema de salud en la nación neogranadina, obliga a miles de ciudadanos colombianos a cruzar la frontera diariamente hacia Venezuela por Táchira y Zulia, para atenderse de manera gratuita.

Fernando Colina

AVN – 15.08.2019 02:26 pm