CARACAS (Sputnik) — El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, denunció que el «secuestro» del avión en Argentina limita la solidaridad de su país con otras naciones, tras asegurar que la delegación de bomberos que acudió a Cuba para apoyar en la extinción del incendio en Matanzas tardó 18 horas en llegar a la isla por no contar con esta aeronave.

«Hace daño el imperialismo, y lo quiero decir, por 18 horas perdimos la oportunidad de extinguir antes el incendio (…) me indigna que el secuestro del avión limite a Venezuela de la solidaridad y del apoyo a un pueblo hermano como Cuba», expresó el mandatario en una alocución desde el Palacio de Miraflores (sede de Gobierno).

Maduro indicó que de haber contado con el avión de la Empresa de Transporte Aerocargo del Sur (Emtrasur), filial de la estatal Conviasa, los bomberos hubieran actuado más rápidamente.

«Si hubiéramos tenido el avión que nos tienen secuestrado en Argentina hubiéramos llegado 18 horas antes a Cuba y seguro estoy que hubiéramos controlado el incendio antes y el incendio no hubiera hecho tanto daño como hizo», comentó.

El mandatario condecoró a los 43 bomberos de la estatal Petróleos de Venezuela que viajaron a Cuba el 6 de agosto.

El avión de Emtrasur aterrizó el 6 de junio en territorio argentino, donde habría entregado una carga supuestamente compuesta de autopartes de la empresa alemana Volkswagen en el país sudamericano.

Sin embargo, cuando se dispuso a abandonar el territorio argentino el mismo 6 de junio, ninguna empresa les proveyó de combustible por temor a las sanciones a las que podría recurrir Estados Unidos.

La aeronave entonces se dirigió a Uruguay el 8 de junio con la intención de cargar combustible para retornar a Venezuela, pero las autoridades uruguayas rechazaron la solicitud de aterrizaje en su territorio y el avión tuvo que volver a Buenos Aires.

El avión Boeing 747­3B3, con 14 tripulantes venezolanos y cinco iraníes, fue adquirido a la compañía iraní Mahan Air, sancionada por Estados Unidos por sus vínculos con actividades terroristas, según la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) y la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA).