Las maniobras se llevarán a cabo hasta el 8 de septiembre.

El Ejército Popular de Liberación de China anunció este lunes que continuará los ejercicios en aguas cercanas a la isla de Taiwán, centrándose en los ataques antisubmarinos y aire-barco.

Pekín ha decidido cerrar parte de la bahía del golfo de Bohai y el mar Amarillo para realizar los ejercicios militares, según manifestó la Administración de Seguridad Marítima del país asiático en un comunicado citado por Bloomberg.

Las tareas militares en el golfo de Bohai se llevarán a cabo del 8 de agosto al 8 de septiembre dentro de la zona de puntos designada y la entrada en esta zona está prohibida, indicaron las autoridades. De igual forma, una parte del mar Amarillo fue cerrada para realizar disparos con fuego real del 6 al 15 de agosto.

Asimismo, el Ejército chino ha enviado lo que parecen ser bombarderos estratégicos H-6 para realizar ejercicios alrededor de Taiwán, según se observa en un video publicado este lunes por el Mando de Combate de la Zona Oriental del Ejército.

El ministro de Exteriores de China, Wang Yi, aseguró el sábado pasado que los ejercicios militares iniciados por Pekín tras la visita de la presidenta de la Cámara de Representantes de EE.UU., Nancy Pelosi, a Taiwán «son abiertos, transparentes y profesionales, están conforme al derecho nacional e internacional» y están «diseñados para advertir a los perpetradores y castigar a las fuerzas independentistas de Taiwán», aseguró.