Naciones Unidas, 13 may (Prensa Latina) La pandemia de la Covid-19 es una emergencia de salud que se convierte hoy rápidamente en una crisis de los derechos del niño, destacó la directora ejecutiva de Unicef, Henrietta Fore.

Según estimaciones del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, más de las tres cuartas partes de los menores de 18 años en el mundo, alrededor de mil 800 millones, viven en uno de los 132 países con alguna forma de restricciones de movimiento debido a la pandemia.

A medida que el brote entra en su quinto mes, esa agencia de la ONU advierte que los costos de los suministros de ayuda, el envío de los mismos y las necesidades de protección aumentan dramáticamente.

La pandemia afecta todas las esferas de la vida de los niños y de su desarrollo, y por ello Unicef demanda más recursos para hacer frente al impacto de la Covid-19 entre los menores de edad.

Actualmente, señala la entidad, el acceso de los niños a la atención médica y la vacunación rutinaria se ve afectado, lo cual podría llevar a un aumento significativo de la mortalidad infantil.

Unicef hizo un llamamiento de mil 600 millones de dólares para reforzar su asistencia a los niños afectados por el nuevo coronavirus.

Esto es más del doble de los fondos solicitados en marzo, lo que refleja las devastadoras consecuencias socioeconómicas de la enfermedad y las crecientes necesidades de las familias, destacó el portavoz del secretario general de la ONU, Stéphane Dujarric.

Hace pocos días, un reporte de Unicef alertó sobre una cifra récord de aproximadamente 19 millones de niños desplazados por violencia, conflictos y desastres naturales en el año 2019.

La pandemia de Covid-19 solo ha servido para empeorar la situación de esos menores, subrayó Fore, e indicó que millones de ellos ya se encuentran actualmente en situaciones de falta de atención y protección adecuadas.

Cuando surgen nuevas crisis, subrayó la alta representante, estos niños son especialmente vulnerables y resulta esencial que los Gobiernos y los socios humanitarios trabajen juntos para mantenerlos seguros, sanos, con capacidad de aprendizaje y protegidos.

jcm/ifb