El exsenador colombiano del Partido Conservador, Roberto Gerlein, admitió la compra de votos a cambio de dinero, cargos y favores, en las elecciones de su país.

A través de una entrevista en un programa radiofónico transmitido desde la ciudad de Barranquilla, departamento Atlántico confirmó las declaraciones de la exsenadora de la nación neogranadina, Aída Merlano, quien ofreció las declaraciones ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela.

“Es una costumbre inveterada, perniciosa, un poco inmoral, pero que es tradicional, pero no sólo en el Departamento del Atlántico, en Barranquilla o en los pueblos del Atlántico (…) se ha extendido, por infortunio, ese mecanismo electoral”, sostuvo Gerlein.

Detalló que es un delito que está tipificado en el Código Penal de su país, además están involucradas organizaciones dedicada a estas prácticas. “El elector recibe un aliño económico o de otra naturaleza (…), económico o puestos públicos, becas y favores”.

Gerlein manifestó que éste ilícito inició en las regiones de la costa del Caribe y se extendió en toda Colombia tales ciudades como Medellin,  departamento de Antioquia, Pastos y El Valle.

Roberto Gerlein es hermano de Julio Gerlein, quien fue financista de sus campañas electorales y sostuvo una relación sentimental con la exsenadora colombiana capturada recientemente en Venezuela, Aida Merlano, refiere Correo del Orinoco.