Brasilia, 27 oct (Prensa Latina) Movimientos populares, partidos y organizaciones sociales salieron a las calles en varias ciudades brasileñas para celebrar hoy el aniversario 74 del presidente Luiz Inácio Lula da Silva, protestar contra su prisión política y exigir libertad.

La mayor manifestación se realizó en Curitiba, capital del sureño estado de Paraná, por la Vigilia Lula libre, a pocos metros de la sede de la Policía Federal de esa ciudad, donde Lula está detenido desde abril de 2018.

Marcado por actos culturales, el evento contó con la presencia de la presidenta del Partido de los Trabajadores (PT), Gleisi Hoffman, el hermano de Lula, conocido como Frei Chico, así como la diputada federal Benedita da Silva.

Al intervenir, Hoffman hizo alusión al expresidente y a toda su vida dedicada a la lucha por los derechos de los trabajadores.

‘Lula deja uno de los legados más grandes de su gobierno al pueblo brasileño y dejará uno de los más grandes de resistencia y coraje al pararse aquí (en Curitiba) con la cabeza bien alta y no cambiar su dignidad por libertad’, subrayó.

Las ‘felicidades a usted’ se realizó alrededor de un pastel de más de cinco metros de largo y resultó cantado por miles de participantes de todas las regiones del país que viajaron en caravanas a Curitiba.

‘El regalo que le estamos dando a Luiz Inácio Lula da Silva es esta resistencia’, dijo Benedita da Silva.

En Sao Paulo, además de una movilización en la avenida Paulista para recoger firmas por la liberación del exmandatario, se celebró la fecha en el Almacén del Campo, región central de la ciudad, donde hubo actuaciones musicales y manifestaciones políticas.

Lula, quien cumplió este domingo 74 años, pero que también registró 568 días de encarcelamiento político, pidió como regalo de cumpleaños que el pueblo brasileño evite que se destruya el país.

‘No hay ningún presidente elegido para destruir el país’, afirmó Lula durante una entrevista con el portal Brasil de Fato.

lb/ocs/https://www.prensa-latina.cu