El canciller de la República Bolivariana de Venezuela, Jorge Arreaza, aseguró este lunes ante al cuerpo diplomático acreditado en Venezuela que el Gobierno Bolivariano posee pruebas en relación con la agresión que se viene gestando desde Colombia contra la patria, la cual pretende activar una guerra entre ambas naciones, así como la violación de la resolución 1373 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (ONU).

Arreaza afirmó en la Casa Amarilla, Caracas, que el Gobierno Nacional cuenta con las pruebas y documentos de la agresión que preparan el gobierno de Iván Duque y Álvaro Uribe contra Venezuela mediante falsos positivos.

No son teorías al aire, no es un falso positivo en construcción, porque ellos acusan a Venezuela de que nosotros aquí supuestamente amparamos a la guerrilla colombiana; no, lo que hemos hecho con la autorización de las autoridades colombianas en todo momento es estar al servicio del pueblo de Colombia para procurar que haya paz”, expresó Arreaza.

Recordó que el Gobierno venezolano y el Poder Judicial entregaron las pruebas del intento de magnicidio contra el presidente de la República, Nicolás Maduro, sobre la ubicación en el departamento correspondiente, en la hacienda de Colombia donde un grupo fue formado y entrenado, así como la actuación intelectual de Julio Borges, individuo que ahora está refugiado y protegido por el gobierno neogranadino.

“Desde territorio colombiano amparan acciones terroristas contra Venezuela y nosotros sí tenemos datos, sí tenemos pruebas y vamos a darles esas pruebas para que ustedes tengan información y sepan que nosotros queremos evitar un conflicto, una guerra con Colombia, pero ellos están decididos a hacerla”, resaltó el jefe de la Diplomacia de Paz.

Venezuela llevará todos los datos, pruebas e informaciones sobre los actos terroristas, así como la agresión guerrerista impulsada desde Colombia ante la ONU: “Demostraremos la violación de la resolución 1373 del año 2001 del Consejo de Seguridad con rigurosidad, no con revistas o con falsos documentos o documentos formados, sino con el rigor que corresponde en este tipo de casos en las relaciones internacionales entre las naciones civilizadas”.

/JB