Beijing, 13 may (Prensa Latina) China recalcó hoy que no sucumbirá a las presiones de Estados Unidos para cerrar un pacto comercial, al reafirmar la determinación a salvaguardar sus derechos e intereses en medio de un conflicto devastador para la economía internacional.

Geng Shuang, vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores, también reiteró en rueda de prensa la oposición de su país al alza de aranceles sobre las importaciones como método de coerción, porque no resuelven ningún problema.

Insistió en que las partes deben buscar juntas una salida a sus preocupaciones lógicas apegadas al respeto y la igualdad, y de manera tal que conduzca al necesario acuerdo comercial con beneficio mutuo.

‘Esto es de interés para ambos lados y es lo que la comunidad internacional espera’, acotó.

No obstante, Geng precisó que en breve su Gobierno dará a conocer las contramedidas al incremento del 10 al 25 por ciento de los aranceles impuestos a sus mercancías valoradas en 200 mil millones de dólares.

Estados Unidos puso en vigor ese aumento tarifario el viernes, tensó así el ambiente de las últimas negociaciones bilaterales y puso de cabeza los mercados financieros de todo el mundo.

Además, se avizora un escenario peor porque Washington planea aplicar pronto tributos del 25 por ciento a productos chinos por 325 mil millones de dólares que permanecen libres de gravámenes hasta el momento.

El viceprimer ministro Liu He, jefe del equipo de Beijing, abogó porque las tensiones comerciales con Estados Unidos no se agraven más, pero recalcó que tiene confianza en el desempeño económico de la nación asiática para resistir cualquier presión y seguir adelante con los planes de desarrollo.

Expresó optimismo en que China mantendrá la curva de su progreso de manera estable y saludable aun en medio de circunstancias adversas para la actividad mercantil.

tgj/ymr /PRENSA-LATINA