Por: Hernán Durango.

Bogotá.

La presidenta de la JEP, Doctora Patricia Linares, exigió respeto al senador Álvaro Uribe Vélez y los integrantes de su partido Centro Democrático, que han liderado en el país una andanada de ataques contra la Justicia Especial para la Paz, corazón del Acuerdo de Paz firmado entre las extintas FARC (hoy partido político) y el Gobierno Nacional.

Mediante una carta pública la Doctora Patricia Linares, presidenta de la Justicia Especial para la Paz JEP le solicitó al expresidente y ahora senador Álvaro Uribe, y en esa vía al Centro Democrático, respeto “como jueces de la República y como ciudadanos y ciudadanas (sic), comprometidos con la paz”.

La presidenta de la JEP pide al congresista y a sus seguidores a no acudir a estrategias de desprestigio, “desinformación y agresión continúa”, en contra de esta justicia transicional, y a su vez, a tener mesura, serenidad y prudencia, sobre todo en este momento en el que el país se encuentra polarizado no solo ante el papel de la JEP, sino de la implementación del Acuerdo de paz firmado con las Farc.

Mediante el  documento conocido este martes 26 de marzo de 2018 la funcionaria  dice a Uribe Vélez que son bienvenidos todos los debates, siempre desde el respeto. La carta se convierte de esta manera en un “Tatequieto” al señor Uribe Vélez, al presidente Iván Duque y al Centro Democrático, enemigos acérrimos del Acuerdo de Paz, proceso que permitió a los colombianos y colombianas superar un conflicto armado interno con más de 50 años de existencia.

Reacciones en el país:

Ángela María Robledo (Parlamentaria Decentes): “La guerra como política de Estado; la Paz como política de gobierno: esa es la lógica del Centro Democrático que quiere desconocer  el Acuerdo de Paz y regresarnos a la seguridad democrática de falsos positivos y 4 millones de víctimas”.

Iván Cepeda Castro (Parlamentario POLO):‏ El Presidente ha sido totalmente complaciente con la campaña sostenida de ataque a la legitimidad de la JEP que tiene montada el señor fiscal Martínez Neira, e incluso por momentos la ha reforzado.

Carlos A. Lozada (Parlamentario partido Farc): ¿Puede el miedo a la verdad de Álvaro Uribe Vélez  ser más poderoso que el derecho de millones de colombianos a la paz, la verdad, la justicia, la reparación y la reconciliación?

Sandra Ramírez (Parlamentaria partido Farc):‏ “La Paz de Duque es solo un disfraz para imponerle al pueblo nuevamente la seguridad democrática. En el exterior habla maravillas del acuerdo y en el Congreso hacen trizas la paz”.

Antonio Sanguino (Parlamentario Partido Verde): “la de Iván Duque no es una política de paz porque polariza al país, no implementa el Acuerdo de paz y se inventa enemigos externos para justificar el discurso guerrerista y confrontacional.  Una política de Paz para el actual gobierno debería contener como mínimo: implementación del acuerdo, buscar salidas negociadas con actores armados, paz con enfoque territorial y respeto a los Derechos Humanos”.