Por: Hernán Durango.

En Barranquilla se alzan voces que repudian las acciones ejercidas por el Presidente Iván Duque y aprobadas por los Senadores de la República David Name Cardozo y Efraín Cepeda contra la Empresa Monómeros, cuya planta opera cerca al puerto de la ciudad y es de propiedad del Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela.

“Deben reconsiderar sus posiciones los Senadores David Name Cardozo y Efrain Cepeda y el Presidente Duque de querer apropiarse de una empresa de capital venezolano, eso  es totalmente ilegal.  Y  eso tiene muchos riesgos a nivel internacional”, esbozó el Ingeniero Víctor Hugo Marenco Boekhoudt, quien expresó ante la prensa su preocupación por lo que ocurre con esta empresa venezolana en Barranquilla.

“La situación de la empresa venezolana Monómeros es muy seria. El Presidente Iván Duque prohibió el ingreso del gerente ejecutivo de esta empresa, el cual fue nombrado por el Presidente Nicolás Maduro y llegaba a ejercer sus funciones como Presidente de la misma. Es una política desastrosa de impedir a los inversionistas extranjeros que realicen sus operaciones de manera exitosa y pacífica en el país”, indica.

“Es una jugada muy peligrosa por parte del Gobierno de Uribe- Duque el impedir que el nuevo gerente Ronal Mendoza Ramirez no entrase a Colombia a ejercer sus funciones ejecutivas en la Empresa Monómeros”, asegura el ingeniero Víctor Hugo Marenco Boekhoudt.

Por su parte, el Representante a la Cámara por el departamento del Atlántico, Benedicto González (partido Farc) denunció que esto hace parte de un plan orquestado por el imperio norteamericano y en especial el señor Donald Trump para robarse el petróleo y riquezas de Venezuela.

“Eso explica el afán de tomar el control de sus reservas financieras y petroleras  y del control político de la gerencia de la empresa monómeros. Quieren cerrar los espacios y asfixiar a Venezuela, también anuncian el robo  las reservas del vecino país que se encuentran en Inglaterra y Estados Unidos”, indica el parlamentario. Agrega:  “Existen otros antecedentes como sabotajes en la región de frontera, patrullajes, sobrevuelos de aviones de guerra, operaciones de guerra psicológica y de guerra económica para llevar a los pobladores a la desesperación y ofrecerles una serie de cosas que al final no les cumplen , para que se vengan a Colombia a pasar miles de necesidades y abandono”, asegura.

A su turno, Luis Cruz Orozco, dirigente político y social de la Unión Patriótica UP en el Atlántico informó que  hasta el momento las autoridades colombianas no han podido bloquear la compañía Monómeros. “No hay ningún bloqueo a Monómeros, sólo se sabe que no se permitió la entrada a Colombia del nuevo gerente de la compañía, ésta sigue funcionando con el actual gerente Pedro Lugo. La empresa tiene vinculados directamente a 1.500 trabajadores, su materia prima viene de Venezuela y sus productos en su totalidad son vendidos y utilizados en Colombia para la agricultura. Cualquier bloqueo que hagan repercutirá contra los trabajadores y la agricultura colombiana”, señala  Luis Cruz.

Esta situación fue ratificada por los voceros del sindicato de la empresa Monómeros quienes informaron que efectivamente  la operación de la planta se desarrolla normalmente. Allí Los procesos productivos funcionan sin inconvenientes, aseguró a la prensa  Alexis Lewis, vocero de los trabajadores.

La operación de la compañía Monómeros en Barranquilla se desarrolla normalmente, así lo afirmó al Diario El Heraldo el presidente del sindicato de la compañía Alexis Lewis, quien explicó que la planta ubicada en el sector de la Vía 40, se realizan los procesos productivos sin inconvenientes.

La empresa Monómeros ocupa el primer lugar entre las empresas con mayores ingresos operacionales del sector de agroquímicos, el quinto lugar entre las más grandes del sector industria y es una de las ocho primeras de la región Caribe, garantizando el sustento de más de 700 trabajadores colombianos directos, mil indirectos y más de 15 mil empleos a través de toda su cadena de valor. La empresa Monómeros es  filial de Pequiven empresa de propiedad del Estado venezolano y directamente dueña del 86,21% de las acciones  y  cuenta con una capacidad instalada de producción de 1.3 millones de toneladas de productos en la capital del Atlántico y desde allí exporta unas 300 mil toneladas a países de Centroamérica y el Caribe. La producción de la empresa representa en 46% del mercado de fertilizantes de Colombia y sus productos llegan a más de 3 millones de campesinos en el país, Además de la planta en Barranquilla cuenta con una segunda planta en Buenaventura, Valle del Cauca,  añade el reporte de El Heraldo.

Actualmente la compañía Monómeros cumple con la misión de transformar hidrocarburos en desarrollo social y que con una visión de liderazgo se proyecta como una potencia petroquímica mundial.