La pareja de Fernando Sabag Montiel ha negado haber participado en el atentado, mientras que los investigadores creen que el hecho pudo haber sido premeditado.

Los investigadores del intento de asesinato contra la vicepresidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, sospechan que el atentado pudo haber sido premeditado y que, además, la pareja detenida habría actuado con apoyo de otras personas, informó el diario La Nación

Fuentes de la causa indicaron que las fotos extraídas del teléfono celular de Fernando Sabag Montiel, el hombre que intentó disparar a la cabeza de la exmandataria, y el de su novia, Brenda Uliarte, muestran a ambos posando con el arma Bersa Thunder calibre .32 utilizada en el atentado. 

Las imágenes fueron tomadas meses atrás, y delatan que la joven pareja del agresor mintió cuando dijo que no tenía conocimiento de la existencia del arma.

En una de las fotos se puede ver a Sabag Montiel exhibiendo la pistola cerca de su cara. En la otra, Uliarte, quien fue detenida el lunes al comprobarse que estuvo en la escena del ataque, está parada de perfil y lleva el arma colgada de su cintura.  

Las mismas fuentes indicaron al medio que hay otra imagen, tomada en mayo pasado, en la que se ven las dos caja de balas que se incautaron en el domicilio del joven imputado, de 35 años. 

En una de las fotos se puede ver a Sabag Montiel exhibiendo la pistola cerca de su cara. En la otra, Uliarte, quien fue detenida el lunes al comprobarse que estuvo en la escena del ataque, está parada de perfil y lleva el arma colgada de su cintura.  

Las mismas fuentes indicaron al medio que hay otra imagen, tomada en mayo pasado, en la que se ven las dos caja de balas que se incautaron en el domicilio del joven imputado, de 35 años.