Durante la toma de posesión de Gustavo Petro como mandatario, el monarca español fue abucheado.

El rey Felipe VI de España ha quedado en el centro de la polémica por protagonizar lo que ha sido considerado como un gesto irrespetuoso durante los actos protocolares de la toma de posesión del nuevo presidente de Colombia, Gustavo Petro.

El domingo pasado, en el masivo acto realizado en Bogotá, el monarca no se levantó de su silla cuando los efectivos de Casa Militar y custodios de la espada de Simón Bolívar, símbolo de la independencia de Colombia y otros países latinoamericanos, pasaron frente a él para colocarla en un espacio de la tarima donde Petro ofreció su primer discurso como mandatario.

El gesto del Felipe VI ha sido ampliamente difundido en redes sociales, donde le llovieron las críticas porque fue el único de los líderes extranjeros presentes en el acto que se quedó sentado mientras se le rendían honores a la espada que utilizó el Libertador Simón Bolívar. El arma fue utilizada contra las tropas españolas durante la gesta independentista en los países bolivarianos, y que ahora representa un símbolo anticolonial y de unidad latinoamericana.

El episodio habría podido evitarse si el gobierno saliente hubiera llevado con antelación la espada de Bolívar a la toma de posesión de Petro, quien semanas antes había anunciado que el arma del Libertador estaría presente en el evento. Sin embargo, Iván Duque se negó a sacar la espada de la Casa de Nariño, al alegar supuestos motivos de seguridad.

Para cumplir con su promesa de que la espada de Bolívar estuviera presente en los actos simbólicos de la toma de posesión, Petro —minutos después de tomar juramento como Presidente de Colombia— ordenó al Ejército que buscara el arma y la llevara hasta el evento protocolar, decisión que se convirtió en su primer mandato como Jefe de Estado.

«Como presidente de Colombia, le ordeno a la Casa Militar traer la espada de Bolívar. Una orden del mandato popular y de este mandatario ante el pueblo, ante el Congreso y ante el Estado», expresó Petro.

Minutos después, al llegar la espada que empuñó Bolívar hace más de 200 años, todos los presentes se pusieron de pie menos Felipe VIquien además fue abucheado cuando Petro mencionó su nombre entre las personalidades invitadas al evento.

Críticas en redes

La ola de críticas y memes contra Felipe VI se viralizaron en Twitter junto al video del momento. En la red social, varias personas señalaron como irrespetuosa y maleducada la postura del rey de España y otros recordaron roces que tuvo su padre, Juan Carlos I de España, con líderes latinoamericanos como el venezolano Hugo Chávez.

El político Juan Carlos Monedero fue uno de los que criticó al monarca: «Los generales valientes, aún cuando son derrotados, rinden homenaje a los que les han vencido en buena lid. Que el Rey Felipe VI se quede sentado cuando todo el pueblo decente de Colombia vibra de pie cuando llega la espada de Bolívar es triste. Respeto», escribió.

«Hay que ir a un acto de posesión y no pararse cuando pasa la espada del prócer que liberó a un país de ser una colonia de tu reino. Momentazo del Rey Felipe VI en la juramentación de Gustavo Petro. Casi en la misma antología del ‘por qué no te callas’ de su padre, Juan Carlos», dijo otro de los usuarios.

«Lamentable la actitud irrespetuosa de Felipe VI, sentado en su silla mientras todos los líderes de la región mostraban su respeto de pie a la espada de Bolívar. Merecidos abucheos para una institución medieval que no representa nada en América Latina, y cada vez menos en España», escribió otra persona.

Además, otra usuaria comentó que con la llegada de la espada de Bolívar al acto, Petro colocó al Libertador en lugar de la historia que merece en Colombia.