El 15 de mayo, el asesor del líder de Chechenia Aptí Alaudínov anunció que siete ciudadanos estadounidenses que luchaban en Donbás del lado de Ucrania, entre lo cuales se menciona el representante de los servicios especiales de EEUU Joseph Ward Clark, murieron en la fábrica de pintura situada en la ciudad de Rubézhoye.-

«El ciudadano estadounidense del que estamos hablando es Joseph Ward [Clark], su pasaporte también está en nuestro poder. De hecho, nos atacó en la planta Krasítel (…). Probablemente, esa unidad se consideraba de tropas especiales. Supongo que había siete estadounidenses. (…) Todos se fueron al otro mundo, dejando atrás un Javelin, documentos y sus armas», detalló Alaudínov.

El mismo día, Suecia y Finlandia decidieron oficialmente entrar en la OTAN. Algunos países, como Canadá y el Reino Unido apoyaron su decisión.

A este respecto, el experto militar Ígor Korotchenko expuso en una conversación con Sputnik que Rusia debería apostar por las armas nucleares tácticas para contener a la Alianza Noratlántica.

Los Ejércitos de Finlandia y Suecia, pronosticó Korotchenko, estarán totalmente integrados en la estructura de la OTAN en cuestión de meses. De agravarse la situación en el teatro de operaciones europeo, los aliados podrán emplazar en estos países grupos de ataque en cualquier momento, así como tomar otras medidas que vulneren la seguridad de Rusia.

El presidente ruso, Vladímir Putin, anunció en la madrugada del 24 de febrero el lanzamiento de una operación militar especial en Ucrania alegando que las Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk, previamente reconocidas por Moscú como Estados soberanos, necesitan ayuda frente al genocidio por parte de Kiev.

Uno de los objetivos fundamentales de esa operación, según Putin, es la desmilitarización y la desnazificación de Ucrania.

Según el Ministerio de Defensa ruso, los ataques militares no están dirigidos contra instalaciones civiles, sino que buscan inutilizar la infraestructura bélica.

Ucrania rompió las relaciones diplomáticas con Rusia, impuso la ley marcial en todo el territorio nacional, además del toque de queda en Kiev y otras ciudades, decretó la movilización general e instó a la comunidad internacional a activar «todas las sanciones posibles» contra el líder ruso.

Numerosos países, con excepciones como China, condenaron en términos enérgicos la operación militar de Rusia en Ucrania y activaron varias baterías de sanciones individuales y sectoriales.

Para saber cómo se desarrollaron los acontecimientos anteriores, puedes pulsar aquí.

McDonalds’s venderá su negocio en Rusia tras más de 30 años de operaciones

La multinacional estadounidense McDonald’s Corporation anunció la decisión de vender su negocio en Rusia, poniendo término a una presencia de más de tres décadas en el mercado local.

«Luego de más de 30 años de operaciones en el país, McDonald’s Corporation anunció que saldrá del mercado ruso y ha iniciado un proceso para vender su negocio en Rusia. Esto sigue al anuncio del 8 de marzo de 2022 de que McDonald’s cerró temporalmente sus restaurantes en Rusia y suspendió las operaciones en el mercado», dice un comunicado hecho público el 16 de mayo.

El documento añade que «la crisis humanitaria provocada por la guerra en Ucrania y un precipitado e impredecible entorno operativo han llevado a McDonald’s a la conclusión de que seguir siendo propietario del negocio en Rusia ya no es sostenible ni es consistente con los valores» de la empresa.

La multinacional buscará vender todos sus restaurantes en Rusia a un comprador local y procederá a desmantelar sus Arcos Dorados en esos establecimientos, después de lo cual dejarán de usar el nombre, el logotipo, la marca y el menú de McDonald’s, si bien la compañía seguirá conservando sus marcas registradas en Rusia.

Además, intentará que los empleados de McDonald’s Rusia sigan cobrando sus sueldos hasta el cierre de cualquier transacción y tengan empleo en el futuro con cualquier comprador potencial.

El presidente y director ejecutivo de McDonald’s, Chris Kempczinski, señaló que la empresa se siente orgullosa de los 62.000 empleados que trabajaban en sus restaurantes en Rusia, así como de cientos de proveedores rusos que apoyaban su negocio y sus franquicias locales.

«Su dedicación y lealtad a McDonald’s hacen que el anuncio de hoy sea extremadamente difícil. Sin embargo, tenemos un compromiso con nuestra comunidad global y debemos permanecer firmes en nuestros valores. Y nuestro compromiso con nuestros valores significa que ya no podemos mantener los Arcos brillando allí», dijo.

Como resultado de esa retirada, la compañía planea cargar en la cuenta entre $1.200 millones a $1.400 millones, principalmente en dinero no efectivo para amortizar su inversión neta en el mercado ruso, así como reconocer pérdidas significativas por conversión de moneda extranjera previamente registradas en el capital social.

China insta al G7 a dejar de imponer sanciones ilegítimas

Los países del Grupo de los Siete (G7) no deben perjudicar los intereses de China para resolver la crisis en Ucrania y aclarar las relaciones con Rusia, declaró el portavoz del Ministerio de Exteriores chino, Zhao Lijian.

«China pide a todas las partes que se esfuercen más por estimular y promover las conversaciones de paz para crear un espacio para un acuerdo político. Los países implicados no deben menoscabar en modo alguno los intereses legítimos de China al tratar la crisis ucraniana y la cuestión de las relaciones con Rusia», dijo en una rueda de prensa.

El diplomático indicó que «la imposición de sanciones no es una forma eficaz de resolver los problemas, sino que, por el contrario, pueden acelerar la extensión del conflicto en Ucrania y provocar nuevos desafíos».

«China siempre determina su postura y política en función del fondo del asunto. Siempre nos hemos opuesto a la imposición de sanciones unilaterales a otros Estados, eludiendo el derecho internacional y el mandato de la ONU», remarcó Zhao Lijian.

Los miembros del G7, afirmó el vocero chino, deberían centrarse en lograr la paz, y «dejar de aplicar un doble rasero y de enviar aviones y barcos de guerra a las fronteras de otros países para demostrar su poder».

También instó al G7 a «abandonar la idea de ir a otros países en cada oportunidad para organizar revoluciones de color» y «dejar de imponer sanciones ilegales a otros países o utilizar la jurisdicción extraterritorial».

Anteriormente, los países del Grupo de los Siete en su comunicado conjunto pidieron a Pekín que no ayude a Rusia, «socavando» las sanciones contra ella o «justificando» las acciones de Moscú en Ucrania.

Los líderes de la OTSC debatirán en Moscú la cooperación militar y la seguridad biológica

Los líderes de los Estados partes de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC) debatirán en una reunión en Moscú los planes para profundizar la cooperación militar, en particular, en el contexto de las amenazas provenientes de Afganistán, y también se abordarán los problemas de la seguridad biológica.

«Se planea discutir el fomento de la cooperación militar y la lucha efectiva contra desafíos y amenazas tradicionales y emergentes, incluidas las que provienen del territorio de Afganistán. Se prestará una atención especial a los problemas de la seguridad biológica», dicen los materiales del evento.

Los líderes de los países de la OTSC planean firmar varios documentos, entre ellos una declaración del Consejo de Seguridad Colectiva de la organización.

«Se prepararon unos documentos multilaterales que serán firmados durante la reunión, incluida la declaración del Consejo de Seguridad Colectiva de la OTSC con motivo del 30 aniversario del Tratado de Seguridad Colectiva y el 20 aniversario de la OTSC», precisan los autores de los materiales previos al evento.

El tratado, suscrito en Taskent el 15 de mayo de 1992 por los líderes de Armenia, Kazajistán, Kirguistán, Rusia, Tayikistán y Uzbekistán, contribuyó a los procesos de estabilización y desarrollo de las Fuerzas Armadas en esas naciones de la extinta Unión Soviética.

Una década más tarde, en 2002, dio origen a la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC) que incluye hoy en día a Armenia, Bielorrusia, Kazajistán, Kirguistán, Rusia y Tayikistán.

Uzbekistán formó parte del Tratado de seguridad colectiva de 1992 a 1999 y de 2006 a 2012.

Moscú: EEUU tapa datos sobre su actividad militar-biológica en Ucrania

Estados Unidos esconde información sobre su actividad militar-biológica en Ucrania, declaró el vicecanciller ruso Serguéi Riabkov.

«La actividad militar-biológica que se realiza en el territorio de Ucrania en cooperación con Estados Unidos no es un nada único. Washington a lo largo de decenios crea laboratorios biológicos de carácter militar en todas las regiones del mundo, para cumplir allí sus programas y tomar bajo su control las investigaciones que realizan los respectivos países», dijo en una reunión de la comisión que investiga el carácter de la actividad de tales laboratorios en Ucrania.

Según el diplomático, la operación militar especial rusa permitió entrever qué es lo que se hace en Ucrania en esa esfera, lo cual Washington procura velar, privando a la comunidad internacional de la posibilidad de averiguar los fines de tal actividad.

«Los hechos destapados de la actividad militar-biológica de Estados Unidos en Ucrania permiten deducir que los laboratorios biológicos creados en su territorio, incluidos los supeditados al departamento sanitario- epidemiológico del Ministerio de Defensa ucraniano, efectuaban estudios con el fin de fortalecer las propiedades patógenas de los agentes de la peste, el carbunco, el cólera y de otras enfermedades mortales», señaló el vicecanciller.

Además subrayó que la Agencia de Disminución de la Amenaza Militar (DTRA), vinculada directamente con el Pentágono, jugó el papel rector en la financiación y la implementación de la mayoría de estos estudios.

Riabkov anunció que Rusia planea formar un paquete de documentos para lanzar, en el marco del Consejo de Seguridad de la ONU, una investigación sobre la actividad de EEUU en Ucrania.

El general Ígor Kirílov, jefe de las fuerzas rusas de protección radiactiva, química y biológica, informó anteriormente que en Ucrania se formó una red de más de 30 laboratorios biológicos que funcionaban en interés del Pentágono. Dijo que las fuerzas de Rusia capturaron en Ucrania documentos comprometedores sobre un programa de armas bacteriológicas que Estados Unidos realizaba en ese país.

La portavoz de la Cancillería rusa, María Zajárova, anunció que Rusia no descarta lanzar el mecanismo de consultas en el marco de la Convención sobre la Prohibición de las Armas Biológicas y Toxinas en relación con los hechos detectados en la actividad biológica militar de EEUU en Ucrania.

La Comisión Europea rebaja las previsiones del crecimiento para la UE en 2022 y 2023

La Comisión Europea rebajó las previsiones del crecimiento económico para el conjunto de la UE y las 19 naciones del área del euro para 2022 y 2023, debido a la exacerbación de factores negativos derivados del conflicto armado en Ucrania.

En un informe publicado el 16 de mayo, la Comisión señala que la reapertura de las economías el período de posconfinamiento y las medidas políticas tomadas durante la pandemia para incentivar el crecimiento mantendrán el producto interno bruto de la Unión Europea en territorio positivo, si bien el avance será más modesto de lo esperado.

«Ahora se prevé un crecimiento del PIB real tanto en la UE como en la zona del euro del 2,7% en 2022 y del 2,3% en 2023, frente al 4,0% y el 2,8% (2,7% en la zona del euro), respectivamente, en las Previsiones provisionales de invierno de 2022», destaca el documento.

La subida de los precios de materias primas energéticas, según el informe, supuso el principal golpe para la economía global y la del bloque comunitario.

«Aunque habían aumentado sustancialmente antes de la guerra, desde los bajos niveles registrados durante la pandemia, la incertidumbre sobre las cadenas de suministro ha presionado los precios al alza, aumentando al mismo tiempo su volatilidad.

Borrell advierte de una crisis económica aguda por las hostilidades de Ucrania

Los países de la Unión Europea y del resto del mundo se enfrentarán a una profunda crisis económica debido a las hostilidades en Ucrania, declaró el jefe de la diplomacia de la UE, Josep Borrell.

«Estamos muy preocupados por las consecuencias de esta guerra en todo el mundo. Nos enfrentaremos a una crisis económica profunda debido a la crisis de los precios, alimentos y electricidad», dijo tras reunirse con la ministra de Exteriores de Canadá, Melanie Joly.

El 16 de mayo los ministros de Exteriores del bloque comunitario continuarán el trabajo sobre el nuevo paquete de las sanciones contra Rusia, informó Borrell.

«Continuaremos las discusiones y haremos todo lo posible para desbloquear la situación, pero no puedo garantizar que esto ocurra», dijo al ser preguntado sobre la postura de Hungría que sigue bloqueando el sexto paquete de sanciones debido al embargo petrolero.

Borrell subrayó que la UE entiende la situación particular de algunos países miembros, y todo el bloque se esfuerza por «presentar un frente común contra Rusia».

La semana pasada, el Comité de Representantes Permanentes de la UE (Coreper) no logró consensuar el sexto paquete de sanciones que la Comisión Europea propone imponer a Rusia por su operación militar en Ucrania.

La República Checa, Eslovaquia y Hungría se pronunciaron en contra de un embargo completo al petróleo ruso: Chequia y Eslovaquia piden un período de transición de tres años, mientras Hungría pide hacer una excepción para el suministro de petróleo de Rusia a través de los oleoductos.

Economía. Putin: las sanciones contra Rusia desencadenan una crisis económica global