PRONUNCIAMIENTO

EL COMITÉ PERMANENTE POR LA DEFENSA DE LOS DERECHOS HUMANOS–

CAPITULO ARAUCA, expresa su preocupación y rechazo ante la creciente ola de violencia que sacude sin tregua al departamento en el inicio del presente año. Hechos en relación con la confrontación armada entre el ELN y las FARC; dejando a su paso más de 40 asesinatos selectivos y un número de desplazados que supera las 250 familias que huyen a diferentes lugares del país y hacia la hermana República Bolivariana de Venezuela. Se tiene conocimiento de un número indeterminado de desaparecidos, entre ellos un firmante del acuerdo de paz el señor JOHN JAIRO RICO PINZÓN.

Indigna que a mayor militarización de la vida civil del departamento se presenten dos graves atentados contra la empresa ECAAS de Saravena, el más reciente el pasado 19 de enero en horas de la noche, simultáneamente explota un carro bomba contra sedes de instituciones, principalmente la de las Organizaciones Sociales del Centro Oriente de Colombia, el ICA, el SENA, empresa de salud NUEVA EPS, OFICINA EMPRESA LIBERTADORES, sede de ASEDAR filial Saravena, etc.

Igualmente, a las 2 y 15 p.m. en cabecera municipal de Arauquita, el presidente del CPDH GUILLERMO ANTNIO DIAZ, es retenido de manera ilegal por hombres armados durante varias horas, obligándolo a pasar hacia la parte de Venezuela, luego de despojarlo del vehículo y las armas de los hombres de protección de su esquema de seguridad.

Condenamos y repudiamos todos estos hechos que generan temor y zozobra entre los pobladores de Arauca. Profundizando la crisis humanitaria, ya de por sí, grave, en el departamento. Exhortando a los organismos de control al esclarecimiento, sobre todo los hechos presentados, demandando las garantías necesarias y suficientes tendientes a proteger la vida, los liderazgos sociales y sus bienes protegidos por las normas del DIH.

Los actores armados en contienda están obligados a escuchar al pueblo araucano, cuando los exhorta a resolver sus diferencias dialogando y a que paren el torbellino de asesinatos y atentados, como lo indicó el obispo de la diócesis de Arauca.

La sociedad civil y el movimiento popular debe permanecer en alerta y asambleas permanentes ante cualquier hecho grave, llamamos a la unidad en defensa de la vida, el diálogo, La Paz y la permanencia digna en el territorio.

Dado en Arauca a los 20 días de enero 2022