Félix Carrillo Hinojosa

Cada vez se vuelve más creíble y segura la palabra empeñada por él, en volver más vivible y con menos inequidad social para cada uno de los habitantes de un País, que ve como la corrupción, pobreza, hambre, asesinatos e incumplimiento de lo pactado, le quitan la posibilidad de un mejor vivir.

En contravía a la construcción de un mesías o emperadorcito de poca monta, Gustavo Petro Urrego sabe y lo ha demostrado, que conoce al país, hecho que se deja entrever en sus diversos análisis, lo que es un mensaje alentador para la ciudadanía, arrinconada por los voceadores que balbucean odio, miedo, triquiñuelas con el solo objetivo de mantener al pueblo sometido por ese eterno discurso, que no estamos ante un tirano constructor de dictaduras, sino ante un humanista que solo necesita la oportunidad de llegar a la Presidencia para enrutar a este territorio rico pero mal manejado, por el sendero correcto.

Desde San Andrés hasta Leticia, el despertar ciudadano va creciendo en torno al #PactoHistorico y Gustavo Petro Urrego, cuyo objetivo está encaminado a que la ciudadanía se levante rebelde, decidida y vote masivamente, para que las urnas muestren de manera clara, el triunfo de un pueblo que no aguanta más mentiras y sometimiento. Estamos cansados de los mismos con las mismas. Hay que refundar las prácticas políticas, el congreso debe renovarse y reducirse sus privilegios. Que bueno sería un senador y un representante por departamento.

Reducir el excesivo gasto en la presidencia, ministerios, gobernaciones, alcaldías, concejos y asambleas, embajadas y consulados. Apuntarle a la ciencia y tecnología, a la cultura y turismo. No queremos expresidentes llenos de dinero y tierras sin productividad. No queremos a gobernadores y alcaldes ricos con tránsito directo al congreso. Queremos que la decencia reine y no la bandidez. Queremos un mejor País. Queremos que Colombia le brinde la oportunidad a Gustavo Petro Urrego, él quiere ser su presidente»-Fercahino

Félix Carrillo Hinojosa