Entrevista a Yasmine Awad, una de las más de 10 mil personas palestinas a las que Israel considera ciudadanos apátridas.

  • Eliécer Jiménez Julio | 23/06/2021

′′Mi nombre es Yasmine, y no tengo nada para demostrarlo. Sin pasaporte. Sin identificación, sin nacionalidad, sin nada, solo con mi dignidad!”

Yasmine Awad es una joven palestina de 25 años de edad, estudió derecho en la An-Najah National University, situada en Naplouse. ciudad del norte de Cisjordania, en Palestina, a unos 49 km al norte de Jerusalén, habla arabe e ingles.

Ella aparece usando el ‘Nablus’ Kufiyya, lo que considera su única forma de identidad. Yasmine es una de los más de 10 mil palestinos que han tenido su identificación oficial y despues sin muchas explicaciones les han sido retiradas por el Estado agresor de Israel y son considerados ciudadanos apátridas.

′′Con voz triste cuenta « Mi padre es palestino de Jerusalén y mi madre palestina de Cisjordania. Mi padre y dos hermanos nacieron en Jerusalén, así que les dieron tarjetas de identificación de Jerusalén. Pero debido a complicaciones antes de mi nacimiento, mi madre estaba en Belén y allí nací.”

′′Todas las identificaciones palestinas son aprobadas por el Ministerio de Israel, ellos tienen el poder. Me dieron un número de identificación cuando nací y le dijeron a mis padres que yo recibiría una tarjeta de identificación oficial de Jerusalén una vez que tuviese 16 años. El tiempo pasó y fui creciendo. »

′′Cuando cumplí los 16 años, planeé viajar a Suiza con el grupo de Dabke (baile) de mi escuela, y descubrí que no podía ir, porque mi identificación había sido revocada y fue  donde comenzó mi angustia y tormento “

Hoy en día, Israel como Estado invasor impone procedimientos cada vez más restrictivos para el registro de niños palestinos en Jerusalén. Un niño nacido de padres palestinos donde sólo un padre es residente de Jerusalén oriental, no recibe un número de identificación en el hospital como otros niños.

La revocación de los derechos de residencia palestina realizado por Israel, tiene como objetivo injusto y violento de limitar la proporción de palestinos a no más del 30 % de la población de la ciudad. El ′′equilibrio demográfico′′ de Jerusalén está diseñado para expandir la mayoría judía al mismo tiempo que socava a sus habitantes palestinos.

Yasmine con mirada dulce pero triste, expresa : ′′Mis padres continúan gastando todos sus ahorros en abogados, luchando por mi ciudadanía, para que yo tenga una vida normal. Pero es muy difícil, cualquier cosa que necesite una identificación para hacer, no puedo hacerla, no puedo obtener una licencia de conducir, tener una casa, viajar al extranjero con mi familia o amigos, no puedo tener una cuenta bancaria u obtener un seguro médico. Ni siquiera puedo pensar en tener hijos, porque sin mi ciudadanía mis hijos terminarán apátridas, como yo.”

Yasmine ha estado atrapada, confinada, literalmente prisionera en su ciudad natal durante 25 años. Ella no tiene nacionalidad y se le niegan muchos de los derechos humanos básicos.

Antes de finalizar la video llamada, le pido que envie un mensaje a quienes nos escuchen y lean.

′′Hay alguien ahí? Me ves? Me lees ? Yo existo! Muchos y muchas existimos, Solo necesito y necesitamos una identificación, un  pasaporte, tu que me escuchas o me lees ayudanos, tenemos derecho a vivir como tu y no lo podemos hacer porque el Estado invasor de Israel no los ha quitado casi todo, pero no nos han arrebatado la dignidad y el deseo de seguir luchado  por nuestra  libertad, esa libertad de la cual tu gozas ” Su rostro se contrae a tiempo que se  sonroja y de sus ojos brotan lagrimas antes de agradecer con voz entrecortada y en perfecto ingles nuestra llamada.https://www.alainet.org