Santiago de Chile, 14 ago (Prensa Latina) La situación del líder mapuche Celestino Córdova, en grave estado de salud mantiene hoy expectante al país, tras la negativa de la Corte Suprema de Justicia de Chile de atender a sus demandas.
Anoche, el respetado machi (consejero espiritual) anunció mediante una de sus voceras que iniciará una huelga de hambre seca –que aceleraría un desenlace fatal- si en 24 horas (hoy) el gobierno no responde a las peticiones de él y otros 26 reos mapuches en huelga de hambre.

Córdova anunció esa decisión extrema luego que este jueves la Corte Suprema rechazara un recurso de amparo presentado por su defensa para que cumpliera en su comunidad con arresto domiciliario total, parte de la pena de 18 años impuesta en 2014 por la muerte de un matrimonio, tras un juicio cuestionado por numerosas irregularidades.

Córdova y sus compañeros llevan a cabo la huelga para exigir que el gobierno cumpla lo establecido por el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), sobre los Pueblos Originarios, del cual el Estado de Chile es signatario.

El fallo de la corte fue acogido con preocupación y escepticismo, y la diputada socialista Emilia Nuyado señaló que ‘se está condenando al machi a morir, porque él ha sido claro en cuanto a su determinación para que el Estado respete los derechos del pueblo Mapuche’.

Advirtió que con el recurso ‘no se está pidiendo un indulto, solo un beneficio al que muchos detenidos pueden optar, por eso lamento la determinación de la Corte Suprema, pero aquí el principal responsable es el Estado de Chile y este gobierno, por la falta de humanidad para tomar una medida administrativa perfectamente posible’.

Tras culpar al presidente Sebastián Piñera y al ministro del Interior, Víctor Pérez, por el posible empeoramiento en la salud del machi, Nuyado señaló que ‘102 días de huelga de hambre no fueron suficiente para que las autoridades escucharan las demandas. Bajo estas condiciones es muy difícil que el pueblo Mapuche tenga confianza y se siente a dialogar’.

el director del Instituto nacional de Derechos Humanos, Sergio Micco, consideró que más allá de las huelgas de hambre ‘hay un desafío para todo el país de que haya paz, sobre la base de la justicia en La Araucanía’ y pidió encarecidamente el diálogo entre el gobierno y los representantes el pueblo mapuche.

Ayer, el presidente Sebastián Piñera dijo que se hará ‘todo lo que sea necesario para proteger la vida de las personas que están en huelga de hambre y lo vamos a hacer siempre respetando nuestras leyes, respetando los tratados internacionales que hemos firmado y respetando nuestro Estado de derecho’.

Por su parte, el ministro portavoz, Jaime Bellolio, llamó a la autoridad ancestral a deponer la huelga de hambre, ‘pues se debe respetar el Estado de derecho’, y subrayó que si es necesario alimentar forzosamente a Córdova, se hará si la Justicia lo estima conveniente.

mem/rc/cvl