Santiago de Chile, 10 ago (Prensa Latina) Mientras sigue la tensión en La Araucanía, la Defensoría Penal Pública de esa región busca que la Corte Suprema acepte un recurso a favor del machi Celestino Córdova, en huelga de hambre desde hace tres meses.
La petición pretende que el máximo tribunal de justicia del país autorice al líder espiritual mapuche salir de la cárcel donde se encuentra, al menos por seis meses o hasta que dure la pandemia de Covid-19.

Uno de los motivos de las protestas de las últimas semanas en zonas de La Araucanía es precisamente la reticencia del gobierno a atender la demanda del dirigente mapuche y otros 26 presos políticos que piden cumplir parte de sus condenas en sus propias comunidades.

En tanto, este fin de semana se efectuó en la comuna de Caracautín una reunión de líderes mapuches de distintos puntos de La Araucanía con el objetivo de analizar los hechos de violencia que desembocaron la semana antes pasada en el desalojo de varias alcaldías ocupadas por comuneros de esa etnia.

En Caracautín ocurrieron los sucesos más graves, cuando entre muestras de racismo, civiles armados decidieron desalojar por su cuenta y con la aquiescencia de las fuerzas de caribeneros, a quienes ocupaban la alcaldía, golpeando a comuneros mapuches y destruyendo al menos dos vehículos de su propiedad.

En declaraciones replicadas por Radio Bío Bío, Aucan Huilcamán, dirigente de la agrupación del Consejo de Todas Las Tierras, dijo que en el encuentro se tomarían ‘grandes decisiones sobre el destino y futuro de los mapuches’.

Como parte de esa reunión en la tarde del domingo cientos de personas se concentraron en el centro de Curacautín, para expresar su rechazo al racismo contra los indígenas y reclamar la libertad de los presos políticos en huelga de hambre en varias cárceles.

Según reportes de prensa, la protesta terminó en enfrentamientos entre carabineros y comuneros mapuches que en medio de los disturbios derribaron varias estatuas de la Plaza de Armas de la localidad y según fuentes policiales un uniformado resultó herido, aunque no se dieron detalles sobre heridos o detenidos entre los civiles.

Este domingo, el presidente Sebastián Piñera se refirió al conflicto y dijo que ‘estamos abiertos al diálogo con todos los que quieran dialogar respetando el estado de derecho, renunciando a la violencia y colaborando para avanzar en las soluciones’.

Asimismo ratificó el compromiso del gobierno con el denominado Plan Araucanía, lanzado al principio de su mandato, que según dijo contempla más de 160 proyectos para generar empleos en la zona y que tendrá una inversión de ocho mil millones de dólares.

Al ser presentado hace un año, el plan fue muy criticado en amplios sectores que le achacaron priorizar el apoyo a las grandes empresas, mantener e incluso reforzar la militarización de la Araucanía y no atender debidamente a los reclamos del pueblo mapuche sobre sus territorios ancestrales.

jf/rc/cvl