Ginebra, 20 jun (Prensa Latina) El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, expresó que al celebrarse hoy el Día Mundial de los Refugiados, hay que recordar que esas personas son unas de las más sensibles a la Covid-19.

Destacó que los individuos en situación de desplazamiento forzado están entre los sectores poblacionales más vulnerables frente a la enfermedad causada por el coronavirus SARS-Cov2, por lo que llamó a los Gobiernos con presencia de refugiados en sus territorios a que los atiendan en medio de la pandemia.

Ellos están particularmente en riesgo, porque habitualmente tienen limitado acceso al agua, alimentación, servicios sanitarios, atención de salud y moradas adecuadas, explicó el máximo directivo de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Más del 80 por ciento de los refugiados del mundo, y casi todos los desplazados internamente, residen en países de ingresos bajos o medios, por lo que la OMS está profundamente preocupada por el muy real y presente riesgo por la rápida propagación de la Covid-19 en los campamentos donde se albergan, agregó.

El director general de ese organismo sanitario de Naciones Unidas afirmó que además de la amenaza para la salud que representa el coronavirus, este también está exponiendo a muchos desplazados a dificultades aún más graves.

La OMS tiene el deber compartido de hacer todo lo posible para prevenir, detectar y responder a la transmisión de la Covid-19 entre las poblaciones de refugiados, así como aplicar las medidas de salud pública que reducen su transmisión de manera estricta y sostenida, a pesar de la debilidad los servicios médicos en los campos donde está recluidos, acotó Tedros.

Casi 80 millones de mujeres, niños y hombres en todo el mundo se han visto obligados a abandonar sus hogares como refugiados o desplazados internos, incluidos 10 millones de personas tan solo el año pasado.

rgh/crc