Brasilia, 20 jun (Prensa Latina) El expresidente Luiz Inácio Lula da Silva defendió la destitución del mandatario ultraderechista Jair Bolsonaro para defender hoy la vida en Brasil, tras el registro de más de un millón de contagios de Covid-19.

El país alcanzó ‘la triste marca de un millón de casos de coronavirus. El impeachment de Bolsonaro no es un asunto político’, escribió Lula en la red social Twitter.

Dejó entrever que, ante esta alarmante situación, el juicio político contra el exmilitar ‘es la única alternativa si queremos defender la vida’.

A inicios de junio, el exdirigente obrero responsabilizó al excapitán del Ejército de la calamidad sanitaria en el gigante suramericano.

‘(Bolsonaro) ha cometido muchos crímenes de irresponsabilidad y creo que ya merece ser castigado por ello’, declaró en aquella oportunidad Lula a la televisora CNN Internacional por cámara web desde su casa en las afueras de Sao Paulo.

Insistió en que el gobernante merece la cesantía por un manejo irresponsable y negligente ante el coronavirus y por el colapso económico del país.

Brasil está viviendo una profunda crisis de salud, una económica y otra de irresponsabilidad por parte del presidente de la República, denunció.

Describió a Bolsonaro como el peor gobernante de la historia de Brasil y abogó por la apertura de un proceso de impeachment.

‘Hoy en día hay 35 peticiones de destitución en el Congreso Nacional. En algún momento el presidente de la Cámara de Diputados (Rodrigo Maia) tendrá que elegir un proyecto para votar’, aseveró el fundador del Partido de los Trabajadores.

Comentó que Bolsonaro ‘no cree en la pandemia’ y ‘no le preocupa la cantidad de personas que muere’ en el país.

rgh/ocs