(1ra parte)

Por Tony López R (*)

En vísperas de la fundación de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP) mañana 27 de mayo de 1964, sirva este artículo como homenaje a hombres y mujeres que entregaron sus vidas por sus ideales de Justicia social y política y a su legendario Comandante en Jefe,  Manuel  Marulanda Vélez.  Imposible dejar de reconocer que este movimiento revolucionario y guerrillero, surgió en respuesta a la política excluyente, genocida y explotadora de una oligarquía liberal conservadora que no acepta brindar a su pueblo un verdadero sistema democrático.

Nadie debe olvidar,  que el año 1946 marcó el inició contemporáneo  de la violencia en Colombia  cuando en  las elecciones de ese año la derecha liberal evitó que Jorge Eliecer Gaitán fuera el candidato a la presidencia porque hubiera  arrasado, ante la división liberal, eso dio lugar a que la derecha conservadora eligiera a Mariano Ospina Pérez, allí comenzó la persecución y los asesinatos de los liberales, especialmente gaitanistas  que eran la mayoría en ese partido,  de tal suerte que cuando ya en el año 1948, el gobierno conservador estaba desprestigiado y Gaitán se perfilaba nuevamente  como ganador de las elecciones presidenciales, fue vilmente asesinado, el 9 de abril de ese año.

 Baste decir que antes de la fundación de las FARC en 1964, hubo en Colombia guerrillas liberales y comunistas desde 1948 hasta el 57.  El centro de sus luchas estaba basado en el tema de la tierra y las enormes desigualdades económicas y sociales, que provocó en aquellos años de 1948 a 1958 cerca de 300,000 muerto, por un poder que se disputaban conservadores y liberales.

En 1964 surgen tres movimientos guerrilleros, FARC, ELN y EPL, este último proviene de la división y ruptura del PC, como consecuencia de la división china-soviética, en este caso el ELP fue organizado por el PCML (Partido Comunista Marxista-Leninista) que llegó a tener importante influencia en el Magdalena Medio y en zonas de la costa atlántica y en el occidente. Mientras que el ELN surge a partir de las ideas liberadoras que influyó en la juventud latinoamericana la Revolución Cubana, el ejemplo y el pensamiento de Fidel y el Che. La mayoría de sus fundadores provenían de la juventud comunista JUCO y de la Juventud del MRL (Movimiento Liberal Revolucionario).  

La fundación de las FARC está relacionada especialmente con Marquetalia, los campesinos de la zona, donde radicaba Manuel Marulanda y otros viejos guerrilleros de los años 50.  Todo comienza cuando  el congresista conservador Álvaro Gómez Hurtado, influenciado por grandes terratenientes feudales denunció la existencia de unas  “repúblicas independientes” que amenazaban la seguridad nacional, ubicadas en el sur de Tolima, según él estas eran los corregimiento de  Marquetalia, Rio Chiquito Guayabero, Sumapaz, Planadas y otras, por lo que el Gobierno Nacional se alarmó y tuvo en cuenta  este reclamo del Congresista y entró en  conocimiento de que había un grupo  llamado de autodefensa, que defendían  sus pequeñas fincas, sembrados y cosechas, mientras que los ricos terratenientes, los consideraban bandoleros y habían distribuidos volantes acusándolos de bandidos y especialmente a su jefe Manuel Marulanda, a quien ellos denominaron el “bandolero Tiro Fijo”.

Para enfrentar este grupo de campesinos descontento y por la preocupación de lo que había sucedido con la Revolución Cubana, el gobierno conservador lo comunicó a   Estados Unidos, no podían permitir una nueva revolución y menos en Colombia e inmediatamente comenzaron a trabajar en un plan y diseñaron una ofensiva militar para enfrentar este brote de independientes, los que se habían organizado en un movimiento campesino y de autodefensa.

El gobierno y las FF.MM que desde hacía un tiempo había venido indagando y Estados Unidos con sus Cuerpos de Paz, y con la información de inteligencia que tenían decidieron enfrentarlos poniendo en ejecución la Operación Soberanía o Plan LASO, bajo el mando de la Sexta Brigada al frente del cual estuvo el Coronel Hernando Currea y el apoyo del ejército y aviación de los Estados Unidos, se inició la ofensiva el 18 de mayo. El 27 de mayo se produjo el primer combate en un lugar conocido como La Floresta, en la parte media del cañón del rio Atá, sin que el destacamento de autodefensa tuviera ninguna baja ni heridos. 

Teniendo en cuenta el día que se produjo ese combate, estos consideraron  el 27 de mayo como la fecha de su fundación. El destacamento de autodefensa campesina, integrados por 48 campesinos, con una importante influencia del Partido Comunista, no solo enfrentaron, y burlaron el cerco de casi 16 mil soldados, Marulanda y sus combatientes y parte de la población hicieron un espectacular repliegue en esa tupida selva y escarpadas montañas y cuando los soldados tomaron Marquetalia, era un caserío fantasma, no encontraron a nadie.

El destacamento se organizó y crearon un Secretariado de la Resistencia, cuyos integrantes fueron Manuel Marulanda Vélez, Ysauro Yosa, Isaías Pardo, Jacobo Arenas y Hernando González, de esto dos último, el primero era miembro del Comité Central de Partido Comunista y el segundo dirigente de la JUCO.  La Operación Soberanía y el Plan LASO, terminaron en una soberana derrota. Así es como queda para la historia la fundación de lo que más adelante se llamó Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia. (FARC)

En estos últimos 56 años, las FARC-EP crecieron después de la 7ma Conferencia, entre 1980 y hasta el 2008, un alto crecimiento militar del movimiento guerrillero, llegando a tener un poco más de 70 Frente Guerrilleros, y algunas Columnas Especiales e independientes, como la Teófilo Forero y la Jacobo Arena, entre otras.  Los Frentes lo componían entre 200 y 250 hombres (Unos 20,000 hombres) estructurados en 6 Bloques, 70 Frentes, compañías, pelotones y escuadras, un Estado Mayor Central de 31 miembro y un Secretariado de 7 miembros, estos después del 2012 subieron a 9, con una concepción y disciplina estrictamente político militar y abrazando el principio ideológico marxista-leninista de su Partido Comunista Clandestino Colombiano (PC-3). 

En el trabajo de masa hay  que  decir que las FARC-EP se dio a la tarea de construir el trabajo de masas,  con fines pacíficos e inclusos electorales,  se creó  el Movimiento Bolivariano por la Nueva Colombia, que tuvo como máximo responsable al Comandante Alfonso Cano y cuya militancia tanto en el campo como en las ciudades, se calculaba  a fines de las décadas del 90 y  del 2000 una militancia de 50 a 75 000 miembros,  esta organización se desarrollaba en la clandestinidad y sumó personas de diversos sectores políticos y sociales de la sociedad colombiana. 

En abril del año 1993, se produjo la 8va Conferencia del Estado Mayor Central de las FARC-EP, en ese evento se produjo un histórico acontecimiento que llevó a que cuatro años más tarde se llegara a la decisión de que tanto la insurgente FARC-EP como el Partido Comunista, caminaran por senderos diferentes sin que se provocara una fractura. En dicha Conferencia hubo un reconocimiento al aporte del Partido, pero era necesario profundizar en como continuar las relaciones, porque las circunstancias y el momento lo imponían, al efecto se crearon dos comisiones, una del PC y la otra de las FARC-EP, y valoraran y analizaran la táctica, estrategia a seguir.

El resultado de ese estudio, determinó que era imposible que los miembros del Comité Central del Partido ya incorporados a la guerrilla y delgados de esta, estaban imposibilitados de participar en el Congreso que el PC debía realizar en la ciudad y lógicamente no podía realizarse en las selvas colombiana en un campamento insurgente porque era imposible la participación de no solo de su dirigencia, sino de delegados comunistas que radicaban en sus ciudades y centro de trabajo.

Por esa razón y no por otras, en el año 1997 se celebró el Congreso del Partido y a su vez se realizó en los Llanos del Yari, un Pleno del Estado Mayor Central de las FARC-EP, que dio paso al nacimiento del Partido Comunista Clandestino Colombiano. Conocido como PC-3. En política social y revolucionaria el programa era el mismo, al igual que en el plano ideológico, ambas organizaciones se declaraban marxista-leninistas. No existían diferencias salvo las vías, una armada y política y otra legal y electoral, también la llamada conformación de las dos formas de lucha.

Las FARC-EP en el periodo de1980 al 2012, experimentó tres procesos de diálogos y paz: del 1984 al 86 cuando se produjo el proceso con el gobierno conservador de Belisario Betancourt, periodo que se crea la Unión Patriótica, cuyos hilos políticos los manejo el PC y se logró un importante  frente unitario compuesto por organizaciones populares que respondían a las tres organizaciones guerrilleras, estas son (FARC-EP) Unión Patriótica (UP),  A Luchar,  (Ejército de Liberación Nacional. ELN) y Frente Popular (Partido Comunista Marxista-leninista). Estas comenzaron un fuerte crecimiento, al extremo que en las elecciones del 86 lograron elegir 20 legisladores entre Representantes a la Cámara y Senadores.

El candidato presidencial   Jaime Pardo Leal logró la más alta votación de la izquierda en Colombia, con 328,754 mil votos y al parecer, para la oligarquía, él representaba un peligro y fue asesinado.  A partir de ese asesinato, se comenzó una política de eliminación a líderes y dirigentes de la Unión Patriótica, un Operación conocida como el Baile Rojo” ejecutado por paramilitares, con el apoyo de sectores de las Fuerzas Militares, de ellos fueron víctimas los prestigioso líderes comunistas y legisladores de la UP Pedro Luis Valencia,  Leonardo Posada y Pedro Nel Jiménez.

De acuerdo a investigaciones de los movimiento sociales y la CIDHP hubo   varios Generales y coroneles, comprometidos en los más de 5000 asesinatos, todas las víctimas  fueron  líderes sociales, sindicales, dirigentes comunistas y de izquierda, incluso algunos  congresistas, los casos más sonados lo fueron  los candidatos presidenciales por la UP Bernardo Jaramillo  y el comandante Carlos Pizarro por AD-M-19,  también del senador comunista Manuel Cepeda, todos esos crímenes y atentados  fueron condenados por la Comisión Interamericana de Derechos Humano, y considerado como crímenes de Lesa Humanidad, pero  ninguno de los Gobiernos,  de ese periodo,  hasta la fecha han compensado a las víctimas. 3 generales y varios coroneles, fueron condenados a prisión durante el gobierno de Ernesto Samper, pero algunos de ellos fueron indultados en el gobierno de Uribe Vélez.

En el segundo intento de paz, durante el gobierno del presidente Virgilio Barco y que  lo continuó César Gaviria, tanto las FARC-P como el ELN, no participaron, existían diferencias en ambas organizaciones en los enfoques del gobierno, las conversaciones con el M-19 que comenzaron en 1989  en el gobierno de Virgilio Barco, en el Tolima, entre Carlos Pizarro León Gómez por el M-19 y Rafael Pardo por el gobierno, fue invitada una delegación de las FARC_EP compuesta por Andrés Paris y Betty  Morantes, la hija del  legendario dirigente comunista y  segundo Jefe de la insurgente FARC-EP, Jacobo Arenas. El resultado del informe de dicha delegación y los planteamientos y base de cómo se haría el proceso de paz, no convenció al Estado Mayor Central ni a su Secretariado.

Dos años después, cuando el gobierno de César Gaviria Trujillo, dio continuidad al proceso iniciado por el presidente Barco, se insistió en incorporar a las FARC-EP,  a esa invitación tanto el ELN como las FARC-EP desistieron y en palabras de Manuel Marulanda, las razones eran: “las FARC-EP  ha combatido y combate por cambios estructurales, que cambien este sistema explotador y por una reforma agraria y leyes que beneficien al campesinado y pueblo colombiano, no nos vendemos por 5 o 10 curules”.

La respuesta del gobierno a las posiciones de las FARC-EP, fue bombardear Casa Verde, el 9 de diciembre de 1991, era un lugar totalmente conocido donde estaba enclavado el Estado Mayor de las FARC-EP en el municipio de La Uribe y con las presencias de los tres jefes más importante de esta guerrilla, Marulanda, Jacobo Arenas y Alfonso Cano, craso error del gobierno de Gaviria, el ejército tuvo muchas bajas 100 entre muertos y heridos y varios helicópteros dados de baja.  Este fue el inicio de un fortalecimiento militar y político de las FARC-EP, Aquel ataque, no fue bien visto, por una buena parte de la opinión pública porque Casa Verde se había convertido en un centro, sí de las FARC-EP, pero a donde acudían importantes políticos a tratar temas de interés, porque las FARC-EP en esa época tenían un importante dominio en el sur del país.

Culminó el gobierno de César Gaviria y asumió Ernesto Samper Pizano,  la situación interna en el orden económico era complicada, el presidente Gaviria había abrazado atrasadamente el modelo neoliberal y  las pequeñas y medianas empresas comenzaban a tener dificultades, y muchas arruinadas, el presidente Samper había prometido un plan económico al que denomino el  Salto Social, tenía muy buenas intenciones pero fue mucha la presión y  las barreras que se encontró fueron muchas. No querida depender de un solo mercado el de Estados Unidos y diversificarlo, eso enfureció a Washington.

En ese contexto se producen varios escándalos sobre el tema narcotráfico, que vinculan a la campaña electoral de Samper y quien filtra la información fue su oponente y candidato el conservador Andrés Pastrana, esto armó un serio problema para el gobierno y su Presidente conocido como el proceso 8000 y Samper  tuvo que dedicar más tiempo a defenderse que a gobernar, también se produjeron serios escándalos dentro de las Fuerzas Militares por el mismo tema del narcotráfico, corrupción y el apoyo de sectores castrense a los paramilitares.

En este periodo Álvaro Uribe Vélez, era gobernador de Antioquia y fue el ideólogo de conformar las Cooperativa de Seguridad Campesinas, en apoyo a los ricos hacendados las llamadas Convivir, legalizadas para usar armas de guerra, por una propuesta que el entonces ministro de Defensa en esa época era Fernando Botero Zea, pero dichas CONVIVIR fueron convertidas en   respaldo, prácticamente legal, al paramilitarismo.

Era el inicio de las más negras páginas de Colombia, la conferencia paramilitar en el nudo de paramillo en 1997, fortaleció  el paramilitarismo y luego se  demostró, que este fue la puerta por donde el narcotráfico y su capos se “enaltecieron y llenaron de gloria” cuando durante el Gobierno de Uribe Vélez llegaron a exponer ante el Congreso  sus posiciones “política” su orador principal lo fue Salvatore Mancuso, quien  confesó ante los fiscales de Justicia y Paz, haber ordenado la muerte a mas de 5000 personas y el desplazamiento de miles de campesinos, este cumple hoy  cárcel en los Estados Unidos.

Mientras que la guerrilla de las FARC-EP y del ELN se venían fortaleciendo.  En el caso de las FARC-EP su crecimiento y golpes militares fueron crecientes y muy fuertes. En esa época el embajador estadounidense era Myles Frechete al parecer con lo que estaba aconteciendo en las FF:MM, aconsejo a su gobierno a suspender el apoyo a los militares y dárselo a la Policía. En ese periodo el gobierno de Samper trata de abrir un proceso de paz con la FARC-EP, también con el ELN. Las FARC, solicitaban el despeje el municipio de la Uribe, pero el Comandante en Jefe de las Fuerzas Militares Harold Bedoya se oponía a despejar el casco urbano de este municipio, pero las FARC no aceptaban ese planteamiento, esa es la razón porque en el gobierno de Samper no se pudo realizar un proceso de paz con las FARC.

BLOG DEL AUTOR: Tony López R

(*)Por Tony López R. Periodista, politólogo y analista internacional.

 La Habana, Cuba, 27 de mayo de 2020.  23:30 hras.