Beijing, 22 may (Prensa Latina) China anunció hoy que mantendrá la prioridad en los programas orientados a crear más empleos, erradicar la pobreza y mantener la estabilidad social, sin fijar una meta de crecimiento económico en este 2020.

El primer ministro, Li Keqiang, dijo ante la plenaria de la 13 Legislatura de la Asamblea Popular Nacional (Parlamento) que el Gobierno concentrará esfuerzos en completar el establecimiento de una sociedad modestamente próspera tal y como tiene previsto en el presente año.

Con ese fin, el gigante asiático se plantea crear más de nueve millones de empleos urbanos, expandir las inversiones, sobre todo en las infraestructuras, impulsar la economía digital y mejorar las condiciones de vida en todos sus condados (regiones) pobres.

Ante el severo impacto provocado por el brote de la Covid-19, el país hará énfasis en la recuperación del consumo interno, introducirá políticas destinadas a mejorar las operaciones del sector privado, asegurará su acceso equitativo a los medios de producción y eliminará regulaciones obsoletas que establecen diferencias entre las compañías.

Se establecerán fechas topes para que las entidades del Gobierno entreguen pagos atrasados a los pequeños y medianos negocios, la carga corporativa bajará en más de 2,5 billones de yuanes (casi 353 mil millones de dólares) y habrá más respaldo financiero al sector empresarial.

Según Li, se intensificará la política fiscal proactiva y mantendrá una monetaria prudente de manera más flexible y apropiada, donde la tasa de cambio del yuan (la divisa nacional) continuará estable, a un nivel adaptable y equilibrado.

El índice del déficit fiscal subirá a más de 3,6 por ciento, o sea 0,8 puntos más que en 2019, para volcarse hacia la inversión y el consumo, este último uno de los principales motores del desarrollo nacional.

No obstante, urgió a las administraciones locales a disminuir los gastos innecesarios, al asegurar que el Gobierno central dará el ejemplo en ajustar su presupuesto.

Li presentó el informe a casi tres mil delegados de todas las regiones, etnias y sectores de la vida sociopolítica y económica de China que estarán reunidos desde hoy hasta el 28 de mayo en la sesión anual del Parlamento.

La cita comenzó con un minuto de silencio en homenaje a más de cuatro mil personas que perdieron la vida como consecuencia de la Covid-19.

oda/ymr/cvl