La Cancillería venezolana calificó a Washington como “el principal patrocinador del terrorismo en el mundo”.

La Cancillería venezolana emitió un comunicado este jueves en el que “rechaza categóricamente” el señalamiento de EE.UU., bajo la administración de Donald Trump, que cataloga a Venezuela “como un Estado que no coopera en la lucha contra el terrorismo”.

En el texto, compartido por el canciller Jorge Arreaza, Caracas critica que el señalamiento se haga, además, a tan solo días el país sudamericano sufrió “un intento de incursión armada con fines terroristas, que incluyó la participación de mercenarios y empresas estadounidenses”.

Este 13 de mayo, el Departamento de Estado de EE.UU. publicó una lista de países que, según ellos, no cooperan con la lucha antiterrorista. En dicho listado aparecen países como Cuba, Irán y Venezuela, países no alineados a los intereses de Washington.

Según el documento, Venezuela fue incluida porque en 2019, el presidente Nicolás Maduro y sus funcionarios presuntamente “continuaron proporcionando entornos permisivos para que los terroristas en la región mantengan su presencia”, entre ellos supuestos disidentes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y miembros del Ejército de Liberación Nacional (ELN).

Además, señala que Maduro ha sido acusado penalmente por EE.UU. de llevar a cabo actividades de narcotráfico, presuntamente con las FARC, en los últimos 20 años.

La publicación del Departamento de Estado se produjo el mismo día en el que el embajador de Venezuela para las Naciones Unidas (ONU), Samuel Moncada, denunció ante el Consejo de Seguridad del organismo que Colombia y EE.UU. organizaron, entrenaron, financiaron y protegieron a “grupos armados de mercenarios y terroristas”, implicados en el intento fallido de incursión marítima a territorio venezolano durante el pasado 3 de mayo.

La firma de EE.UU.

En el comunicado, el Gobierno de Venezuela indicó que Washington ha demostrado reiteradamente su desprecio por el derecho internacional en materia de terrorismo, “al brindar refugio a terroristas, negarse a implementar acuerdos de asistencia mutua en materia penal, violar el principio de extradición o juicio a quienes están acusados de terrorismo y brindar apoyo financiero, logístico y entrenamiento a los culpables de estos crímenes”.

Por ello, Caracas señaló que EE.UU. es “el principal patrocinador del terrorismo en el mundo”.

“Para nadie es un secreto que el surgimiento y accionar de grupos terroristas en el Medio Oriente tiene la firma de origen de los órganos de inteligencia de EE.UU.”, asegura.

En este sentido, el Gobierno venezolano señaló que ideologizar la cooperación antiterrorista, “no es más que una estrategia de agresión”.

Caracas ha señalado un plan desarrollado por “un sector extremista de la oposición venezolana”, liderado por el diputado Juan Guaidó, a través de un contrato suscrito con el exboina verde y dueño de la contratista Silvercorp USA, Jordan Goudreau, para realizar una fallida incursión marítima en territorio venezolano con el objetivo de, supuestamente, derrocar y asesinar al presidente Nicolás Maduro.