OSCAR H. AVELLANEDA  14 MAYO 2020 |PACOCOL.ORG|

Politiqueros, periodistas y presentadores de televisión en Colombia se llenan la boca afirmando que la reapertura de las empresas se está haciendo con “todos los protocolos”, sin siquiera detallar concretamente cuales son todos esos “protocolos”, que en su mayoría son inútiles para prevenir la infección por el coronavirus, y en algunos casos francamente ridículos.

La cuarentena puso en evidencia que los medios de producción, como las fábricas, no producen nada sin la “mano de obra”, que la haga funcionar, demostrando que son las trabajadoras y trabajadores del campo y la ciudad quienes realmente producen la riqueza de la sociedad.

Los propietarios, parásitos sociales que se benefician del trabajo de otros, es decir la burguesía y los terratenientes han visto que la cuarentena inició un verdadero, efectivo y total Paro Nacional, y como cuando esto ocurre no tienen ganancias se han visto urgidos a promover que se suspenda la cuarentena.

Para ello han usado a sus voceros políticos y “gremiales”, entrevistados una y otra vez en los medios de comunicación de su propiedad, para engañar a los trabajadores asegurándoles que su salud estará “protegida” gracias a la aplicación de “todos los protocolos”, llamándolos a trabajar a riesgo de perder sus empleos, aunque muchos engañados han regresado gustosos.

En Colombia esta propaganda ha pasado a las redes sociales, con videos y “memes” donde aseguran que mantenerse en las casas es equivocado, que va a disminuir las defensas, etc.

Sin embargo lo cierto es que los “protocolos” en su inmensa mayoría son inútiles y ello llevará al contagio del virus Sars-cov-2 que produce la enfermedad Covid-19.

Finalmente, un porcentaje de los trabajadores contagiados que se calcula entre el 5 y el 10% morirán por esta causa.

¿Por qué los “protocolos” no sirven?

Actualmente las medidas para evitar el contagio son: 1) Aislamiento social 2)Uso de mascarillas 3) Lavado de manos con agua y jabón 4) Toma de temperatura corporal 5) Uso de guantes de vinilo y 6) Otras medidas cuya efectividad no está comprobada como el uso de geles y tapetes “antibacteriales” y “desinfección de la ropa con alcohol” (muy eficaz contra bacterias, pero no así con los virus)

1) ¿Qué es y para qué sirve el “aislamiento social”?

En todas las enfermedades infecciosas existe un tiempo de “incubación” de la enfermedad. Es el tiempo que transcurre entre el momento del contagio y la aparición de síntomas, que varía con cada enfermedad.

En el caso del nuevo coronavirus se ha calculado que en promedio este tiempo de incubación es de 14 días, pero puede variar y ser menor o mayor.

Durante el tiempo de incubación las personas pueden ser contagiosas sin saber que en su organismo está el virus.

Entonces, si una persona se infecta con el Sars-cov-2 puede contagiar a otros al hablar, toser o estornudar si las otras personas se encuentran cerca de él, es decir a menos de 2 metros de distancia…

La distancia que evita el contagio no se conoce con exactitud así que se ha rebajado diciendo que “por lo menos” se debe mantener una distancia interpersonal de un metro.

Esta medida es la más importante, y la que dio origen a iniciar “cuarentenas” en diferentes países. Pero la gente se pregunta: ¿Por qué entramos en cuarentena total el 24 de marzo cuando había unos pocos casos, y ahora que hay en Colombia más de 10.000 infectados se reactiva la economía, es decir se dice que no se levanta la cuarentena, pero en la realidad millones de colombianos salen a las calles a trabajar?

Un grave problema es que no existe en Colombia un verdadero liderazgo y coordinación guiada por un grupo de científicos, y lo que se ha informa en los medios de comunicación es superficial, muchas veces erróneo y confuso.

Por supuesto en los medios no se dan explicaciones científicas en forma sencilla, de manera repetida y clara, porque para ello se requiere pagar una “propaganda” por lo cual cobran importantes sumas de dinero.

Dependemos entonces de las inútiles y aburridas charlas del ilegal Duque, quien ocupa la silla presidencial gracias a la compra de votos con dineros del narcotráfico, y la “venta de su imagen” en los medios de comunicación.

Sin embargo, es necesario reconocer que por fin hace 5 días la alcaldesa de Bogotá afirmó en un espacio de televisión y para que le entendieran: “extienda sus brazos a los lados y esta es la distancia mínima que debe mantener con otras personas”

Mantener la distancia mínima de un metro en muchas ocasiones no se logra en fábricas y otros puestos de trabajo, porque afecta la cadena de producción, y evidentemente no se mantiene en la calle, donde son frecuentes las aglomeraciones de personas frente a los establecimientos comerciales y los bancos.

Las clases media y alta confinadas en amplias viviendas con todas las comodidades, disponiendo de alimentos de sobra afirman que las aglomeraciones son “culpa de la gente que sale a la calle y no quiere hacer caso”, porque el aislamiento social no es problema para ellos, pueden hacer  teletrabajo desde sus casas, comprar por internet y hacen todo tipo de operaciones desde el computador de sus casas.

Olvidan claro que millones de colombianos no viven como ellos, hacinados en viviendas, muchas veces están en arriendo, no tienen computador, y algunos, a pesar de tenerlo, no tienen la educación o la cultura informática suficiente para saber cómo pagar sus cuentas por este medio, y lo más importante “olvidan” que… ¡con hambre no hay cuarentena!

No podemos olvidar que la mayoría de personas no tienen clara la razón del “aislamiento social” y por ello no es raro ver grupos de jóvenes charlando animadamente y sin mascarillas en las esquinas, e incluso ver personas que al encontrarse se quitan el tapabocas y se saludan con beso en la mejilla.

Cerca del 50% de los colombianos trabajan en la informalidad, no tienen sueldo fijo ni prestaciones sociales, y se ven obligados a salir a “rebuscar trabajo” en la calle para alimentar a sus familias, porque las “ayudas humanitarias” y los mercados ofrecidos o no les llegaron, o no les alcanzaron sino para 4 días, cuando deberían haber servido para 15 días, y no es porque sean “atenidos” como dice la soberbia, cínica e ilegal “vicepresidenta” Martha Lucía Ramírez.

Exigen a los trabajadores que mantengan esa distancia mínima en las empresas, sin explicarles cuál es la razón ni la importancia de ello, lo cual hará que la medida no funcione, que con el tiempo se infecten y por lo menos 5% de ellos mueran por Covid-19.

Las medidas de “pico y cédula” o “pico y género” en los cuales una parte de la población se autoriza a salir a la calle y otra no, son medidas que buscan disminuir las aglomeraciones, y permitir el aislamiento social, pero no funcionan si no se tiene la información y la disciplina social necesaria para que sean efectivas.

2) Uso de mascarillas: Es considerado en este momento como una medida indispensable y obligatorio.

Su uso lo vimos por televisión desde el inicio de la pandemia en imágenes que nos llegaban de la República Popular China, sin embargo durante varios meses, supuestos “expertos” y “científicos” repitieron por los medios que no eran necesarios, y llegaron a afirmar que su uso era “peligroso”.

En medio de la supuesta “libertad de expresión” los medios entrevistan todo tipo de personas, que en muchas ocasiones no disponen de la información adecuada y promueven tonterías, como ocurrió en este caso.

¿Sirven las mascarillas y deben usarse en forma permanente?

Si. Porque cuando una persona tiene la infección pero no tiene síntomas, es decir no tose, estornuda, ni tiene fiebre o malestar, puede al hablar y respirar enviar desde su boca virus que llegan a otras personas que estaban sanas y sin saberlo se contagiarán.

Pero, si las dos personas están usando mascarilla, y mantienen por  lo menos un metro de distancia entre ellas en todo momento, el virus de la persona infectada no entrará por la nariz de la persona que está sana, es decir se evita el contagio.

¿Por qué la medida es poco útil? Porque los colombianos no tenemos cultura sobre el uso de estas mascarillas (que en Cuba llaman “nasobuco”, porque siempre deben cubrir la nariz y la boca).

Esto es fácil de comprobar, en las tiendas de frutas y verduras la dueña no usa mascarilla, al igual que muchos de los clientes, en la droguería el domiciliario no usa “tapabocas” y solo se lo pone cuando va a entregar los medicamentos, y es demasiado frecuente ver muchas personas en Bogotá (donde la medida es “obligatoria”), que caminan por las calles sin mascarillas, o la usan dejando la nariz destapada o se la dejan como adorno para el cuello, dejando nariz y boca destapadas.

A la ignorancia sobre el correcto uso de la mascarilla se suma la intolerancia y falta de cultura, por lo cual si se le indica a una persona desconocida que el tapabocas debe cubrir la nariz se ofende y como mínimo responde en forma agresiva.

¿Esto también es culpa de la gente?

No. Por cuanto los medios de comunicación lejos de informar sobre su importancia y correcto uso han promovido el mal uso, por ejemplo caracol el viernes 8 de mayo llevó mariachis a un ancianato. Lógicamente el trompetista no usaba mascarilla, pero el cantante tampoco lo uso, y se  acercó a menos de un metro a una de las ancianas.

Si desafortunadamente el cantante tuviese infección asintomática por el coronavirus, sin saberlo le habría transmitido la infección a la anciana, y dentro de 15 a 30 días tendremos la información de la muerte de la mayor parte de ancianos en ese lugar.

¿Caracol hizo esto a propósito o por ignorancia sobre el tema? Lo curioso es que en su programación diaria incluye una “sabia” doctora que habla del tema y entrevista a diferentes “expertos”

De cualquier modo es frecuente ver en este y otros medios de televisión, propiedad de la burguesía, que los presentadores no usan mascarilla, y entrevistan personas que no los usan o los usan mal y no les llaman la atención al respecto, transmitiendo al inconsciente colectivo que no es obligatorio ni necesario el uso de mascarillas.

Los medios no se han tomado la molestia de enseñar el uso de la mascarilla y ahora hablan de “indisciplina social…” y justifican la diseminación del virus, porque sería “culpa de la gente”

Los elementales pasos para el uso de la mascarilla son:

1.Lávese las manos con agua y jabón y colóquese la mascarilla antes de salir de casa
2.La mascarilla debe estar bien ajustada y cubrir todo el tiempo la nariz y la boca
3.Permanezca con la mascarilla puesta todo el tiempo hasta el regreso a casa
4.No toque con las manos la mascarilla, pero si por algún motivo tiene que hacerlo lávese las manos con agua y jabón luego de tocarla
5.Al llegar a casa si la mascarilla es desechable déjela en la basura y lávese las manos
6.Si la mascarilla es de tela lávela y lávese la manos con abundante agua y jabón. Ponga a secar la mascarilla y posteriormente plancha por ambas caras. Así estará lista para la siguiente postura.

¿Pueden dos miembros de una misma familia salir a un parque?

Claro que si, mientras los dos utilicen una mascarilla, y se mantengan alejados por lo menos a dos metros de otras personas.

Obviamente si se encuentran con vecinos o familiares, se quitan las mascarillas y se acercan a menos de un metro para saludarse, en caso de que una persona tenga el virus se la pasará a los otros, por ello no se justifica saludarse tocándose los codos y mucho menos dándose besos en la mejilla.  

¿Son peligrosas las mascarillas?

Totalmente falso. Se viene diciendo que el gas carbónico (CO2) se acumula y afecta a quien la usa, sin embargo esto no es cierto, se sabe que el coeficiente de difusión del CO2 es mucho mayor que el del Oxígeno, incluso el CO2 difunde a través de la membrana alveolocapilar unas 20 veces más rápido que el Oxígeno (O2).

Es decir, el CO2 no se acumula y por el contrario se va muy rápido de la mascarilla debido a que, teniendo similar peso molecular que el Oxígeno, la solubilidad del CO2 es mucho mayor que la del O2.

Ni siquiera las mascarillas que deben usar los trabajadores de la salud, como el N95, que deber quedar más apegadas a la piel de la cara son peligrosas.

3) El lavado de manos con agua y jabón: es una medida que se nos dijo disminuye en un 50% la transmisión del virus y debía hacerse cada 3 horas.

Aunque la medida que es más efectiva contra virus y bacterias es el lavado cuidadoso con agua y jabón no es verdad que deba hacerse en la fábrica o la casa “por reloj cada 2 o 3 horas”

¿Si por ejemplo una persona está en su vivienda, se baña el cuerpo en la mañana, y no ha sale en todo el día de allí, se justifica que cada 3 horas se lave las manos?

Hacer esto mecánicamente y “por horario” no tiene ningún sentido, las manos se deben lavar cada vez que sea necesario, antes de consumir cualquier alimento y siempre después de usar el baño para orinar y/o defecar.

Se dice que si una persona infectada estornuda, tose o habla sin mascarilla sobre un elemento como un pasamanos, otras personas podrían tocar esa superficie y contaminarse con el virus, por este motivo luego de tocar cualquier objeto debe hacerse un juicioso lavado de manos.

Por supuesto si todas las personas usarán mascarilla el riesgo de contaminación “cruzada” por objetos en sitios públicos disminuiría drásticamente.

4) Toma de temperatura corporal: Esta medida simplemente detecta si una persona tiene fiebre o no, en caso de presentar fiebre el operario no debe ingresar a la fábrica o al establecimiento comercial, y de inmediato se le debería hacer una prueba rápida para detección del virus.

Esto en Colombia es apenas un chiste de mal gusto, porque muchas personas con síntomas han solicitado les hagan la prueba y no se la toman hasta que están graves, y en algunos casos la prueba solo se ha hecho cuando la persona ha fallecido. Como ejemplo tenemos el doloroso caso de la deportista venezolana que murió en Medellín con síntomas de coronavirus con resultado postmortem falso negativo (1).

5) Uso de guantes de vinilo: El uso de los guantes también ha sido criticado por “expertos” en los medios, asegurando que no sirven y de nuevo son peligrosos. Si esto fuera cierto los médicos y enfermeras no los usarían para ninguna clase de procedimiento.

Antes de una cirugía los médicos se lavan en forma extensa y muy cuidadosa las manos, se secan y se colocan guantes y ropa estéril, si en el transcurso del procedimiento un guante se rompe, se considera que la cirugía se contaminó y los guantes se cambian de inmediato, porque la protección es de doble vía: busca evitar que lleguen bacterias al paciente y que las manos del médico se contaminen con posibles virus o bacterias que estén en la sangre o las cavidades del paciente.

Los guantes de vinilo son muy cómodos y dan cierto grado de tranquilidad a quien los usa, pero de nuevo deben colocarse antes de salir de la vivienda, y al regresar se deben lavar las manos con los guantes puestos (con agua y jabón), para eliminar cualquier contaminación, y al retirarse los guantes se debe volver a lavar las manos.

7) El uso de costosos tapetes “antibacteriales” se ha puesto como una medida “indispensable” para reabrir las empresas, sin embargo no hay ningún estudio científico que haya demostrado que los virus que causan enfermedades respiratorias se transmiten por los zapatos, y en todo caso si son antibacteriales sirven para eliminar bacterias, pero no los virus.

Tampoco se ha determinado por cuánto tiempo deben permanecer los zapatos en ellos.

El uso de geles “antibacteriales” es otra medida inútil por cuanto eliminan las bacterias pero no los virus, y constituyen un gasto inútil, por cuanto son menos efectivos que el agua y el jabón.

8) Otra medida cuya efectividad no está comprobada científicamente es la “desinfección de la ropa con alcohol”

El alcohol es muy eficaz contra bacterias, pero no con los virus, y el problema es que quien aplica el spray con alcohol por lo general no lo hace cuidadosamente sobre toda la ropa, así que es una medida ridícula que solo busca dar la falsa sensación al trabajador que “no corre ningún riesgo de contagio”, y en todo caso las empresas no se harán responsables si se enferma por covid-19, porque asegurarán que adquirió la infección en un sitio diferente al trabajo.

Con esto la burguesía logra su cometido logrando que los operarios le vendan su fuerza de trabajo y engañosamente crean que en la empresa no van a infectarse. Lo cual como hemos explicado es falso.

Con solo un trabajador que ingrese a la empresa infectado pero sin síntomas (y por tanto sin fiebre) por las labores propias de su interacción en el trabajo contagiará a varios empleados.

Recordemos el doloroso caso de Fernando García Guacaneme trabajador de la empresa Brinsa S.A., con sede en Cajicá, líder social y fundador de la organización sindical, Sintrabrinsa, quien falleció el 24 de abril por el Covid-19 (2)

“Cumplimos con todos los protocolos exigidos” no es otra cosa que un engaño de los patrones, para que los trabajadores sigan produciendo las riquezas de las que ellos se apropian a cambio de salarios miserables.  

Notas:
(1).https://www.pacocol.org/index.php/noticias/ddhh/11567-fallecio-en-colombia-sin-atencion-medica-destacada-deportista-venezolana
(2).http://www.pacocol.org/index.php/noticias/sindicalismo/11581-la-muerte-de-fernando-garcia-lider-civico-y-sindical-se-habria-podido-evitar