Londres, 14 may (Prensa Latina) El Reino Unido aprobó la realización de pruebas para detectar anticuerpos generados por el nuevo coronavirus, incluso en personas asintomáticas a la Covid-19, confirmaron hoy las autoridades de Salud de Inglaterra.

Según las fuentes citadas este jueves por la cadena BBC, el test que se aplicará fue desarrollado por la farmacéutica suiza Roche, y permitirá determinar si una persona se contagió con el SARS-CoV-2, y desarrolló algún tipo de inmunidad al virus.

La prueba ya fue evaluada la semana pasada por los expertos de Porton Down, una institución científica del sur de Inglaterra, con muy buenos resultados.

Este tipo de test altamente específico constituye un marcador muy confiable para detectar una infección anterior, explicó el profesor John Newton, coordinador nacional del programa de exámenes del coronavirus en el Reino Unido.

El especialista aclaró, no obstante, que todavía se desconoce hasta qué punto la presencia de anticuerpos ofrece garantías de inmunidad ante el nuevo coronavirus.

Las pruebas realizadas hasta el momento en el Reino Unido solo detectan si una persona está contagiada en el momento de tomarle la muestra.

La apuesta ahora por los test de anticuerpos, después que el pasado se les consideró inseguras, tiene que ver con la estrategia diseñada por el gobierno del primer ministro Boris Johnson para flexibilizar el confinamiento vigente desde el 23 de marzo pasado.

Según la hoja de ruta anunciada por Boris Johnson esta semana, los ingleses ya pueden permanecer fuera de sus casas todo el tiempo que deseen para hacer ejercicios físicos, o tomar el sol.

También tienen permitido reunirse con un amigo en el parque, siempre y cuando ambos mantengan los dos metros de distancia requeridos, practicar deportes individuales como el golf y el tenis, o visitar playas y parques nacionales.

Las visitas y reuniones familiares continuarán, sin embargo, prohibidas, ya que solo se permiten los encuentros en lugares abiertos, mientras que se estimula a todos los que no puedan trabajar desde el hogar, léase trabajadores de la construcción y de otros oficios menos calificados, a retornar a sus empleos.

Para el 1 de junio están previstos el reinicio del curso escolar y la reapertura de algunos comercios, y a partir del 4 de julio se podrá acudir a los bares, restaurantes y otros lugares de ocio, siempre y cuando el peligro de un segundo pico de la epidemia haya sido conjurado, alertó Johnson.

mem/nm