Hace una semana, el líder norcoreano apareció en público por primera vez en 20 días, poniendo fin a las especulaciones sobre su muerte.

El líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, se dirigió con un mensaje verbal al presidente chino, Xi Jinping, en el que lo felicitó por el “éxito en la prevención de la infección por el covid-19”, comunicó este viernes la agencia estatal norcoreana KCNA.

Según la nota, Kim “extendió sus cálidos saludos” a su homólogo y le agradeció “enormemente” por estar “aprovechando una oportunidad de victoria en la guerra contra la epidemia sin precedentes y controlando estratégica y tácticamente la situación general” en el gigante asiático.

Tras desear a Xi “buena salud”, el líder norcoreano destacó el fortalecimiento de las relaciones entre “las dos partes” y envió “saludos militantes” a los miembros del Partido Comunista de China.

A lo largo de abril, en diversos medios se difundieron rumores que afirmaban que Kim, que no había aparecido en público en 20 días, estaba en estado vegetativo o incluso muerto. No obstante, el 1 de mayo este participó en una ceremonia en Sunchon (provincia de Pyongan del Sur). Su reaparición fue fotografiada y transmitida por la televisión estatal de Corea del Norte.