Antes de convertirse en el primer ministro de la historia de Colombia en ser removido de su cargo por el Congreso, Guillermo Botero presentó su carta de renuncia.

Ante un inminente juicio político en el Congreso que lo iba a convertir en el primer ministro de la historia del país en perder su cargo por una moción de censura, el ministro Guillermo Botero renunció.

La decisión se dio después de una reunión entre el ministro y el presidente Iván Duque. “El día de hoy en reunión con el señor presidente de la República para analizar la actual coyuntura política, se acordó que lo más conveniente era presentar renuncia al cargo de Ministro de Defensa Nacional”.

El Ministerio de Defensa publicó un comunicado con apartes de la carta de renuncia de Botero. En ellos no se refiere al caso concreto del bombardeo en el que murieron menores, sino que resalta sus logros al mando de la cartera. “La mejor decisión que pudimos adoptar fue la de atacar el crecimiento de los cultivos ilícitos. Más de 100 mil hectáreas de coca erradicadas por este Ministerio”, se lee en el documento.

También resaltó que lograron una “reducción significativa de los delitos que afectan tanto la vida e integridad, como el patrimonio”. Botero solo se refirió al motivo de su renuncia como una forma adecuada de leer la coyuntura política. “Es mi deber como Ministro de Defensa tener una lectura adecuada de la coyuntura política, por lo que he decidido presentar renuncia al cargo de ministro”, precisó.

El silencio de los resultados nefastos de una operación militar que acabó con la vida de ocho menores de edad, entre ellos una niña de 12 años, lo dejó sin aire político. La denuncia la hizo el senador Roy Barreras en medio del debate de moción de censura contra Botero.

Basado en un informe de Medicina Legal, el senador de La U demostró que el pasado 30 de agosto, en zona rural de San Vicente del Caguán, el Ejército bombardeó un campamento de una disidencia de las Farc que dio de baja a su jefe Rogelio Bolívar Córdoba, alias Gildardo Cucho. La operación que fue calificada por el propio presidente Iván Duque como “impecable”, acabó con la vida de ocho menores de edad, según confirmó la Fiscalía.

“En ese bombardeo, cuando presentó a los colombianos la baja de 14 criminales de las disidencias, ocultó que siete eran niños incluyendo una niña de 12 años. Nunca le contó eso a Colombia. Un ministro que miente hace que se pierda esa confianza en las Fuerzas Militares. Si fuese un error militar por qué ocultó esa información. Medicina Legal recibió 18 cuerpos de esos 14 pudo identificar y 7 eran niños de 12 y 15 años”, explicó Barreras.

En el debate de moción de censura durante sus explicaciones el ministro volvió a omitir el tema. Las pruebas y la gravedad de los hechos fueron tan contundentes que incluso a los partidos de gobierno se les volvió insostenible apoyarlo. La U, por ejemplo, decidió en bancada votar a favor de la moción de censura, lo mismo ocurrió con los independientes: Cambio Radical y Liberal. Sumados, con la oposición, completaron 67 votos, más de los necesarios (55) para sacarlo del cargo.