Moscú, 15 ago (Prensa Latina) El ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigú, declaró hoy que su país apoya la política exterior independiente de Caracas y su resistencia frente a los intentos de Washington de promover un golpe de Estado en ese país.

Video de RT

En una reunión con su homólogo venezolano, Vladimir Padrino, de visita en Moscú, el titular de Defensa ruso ratificó el apoyo de su país para “contrarrestar los intentos de Estados Unidos de cambiar el Gobierno legítimamente elegido”. Shoigú explicó que Rusia sigue de cerca los acontecimientos que tienen lugar en el país bolivariano y “observamos una presión sin precedentes de Washington para desestabilizar la situación del país”. Reconoció que los esfuerzos del Gobierno venezolano llevaron al fracaso el plan estadounidense para organizar protestas masivas y crear una mayor división en la sociedad.
“Creemos que solo los venezolanos tienen derecho a determinar su futuro. Consideramos que la intervención externa, especialmente en la actual atmósfera extremadamente tensa, es inaceptable”, agregó. Hoy, los titulares de Defensa de ambos países firmaron un acuerdo para visitas de buques de guerra a los puertos de ambos países. Durante el encuentro, los ministros discutieron la situación en el país sudamericano, así como abordaron temas de cooperación bilateral militar y técnico-militar. 
Hoy, el Ministerio de Exteriores de Rusia reveló un plan para entrenar a supuestos refugiados venezolanos en una base militar británica en Guyana. “A ese lugar han sido trasladados ya decenas de supuestos refugiados venezolanos”, advirtió la portavoz de la cancillería rusa, María Zajárova, quien aclaró que son “gente que llegó a ese lugar para recibir entrenamiento e integrar grupos de sabotaje y espionaje”. Aseguró que “los británicos están culminando la construcción de esa base militar en una de las islas en la desembocadura del río Esequibo”, presuntamente con el pretexto de combatir “el contrabando de armas y drogas”. Zajárova alertó que el objetivo final es desplegar esas fuerzas en territorio venezolano para desestabilizar la situación en el país sudamericano y perpetrar actos terroristas.
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, denunció hoy un nuevo complot organizado en Colombia para atentar contra su vida y la de otros dirigentes de la Revolución bolivariana. En una alocución desde el Palacio de Miraflores, señaló al exmandatario colombiano Álvaro Uribe como uno de los involucrados en esos planes desestabilizadores, en complicidad con dirigentes de la extrema derecha venezolana.
acl/mml / https://www.prensa-latina.cu