OSCAR H. AVELLANEDA 28 MAYO 2019 |PACOCOL.ORG

En medio de las restricciones impuestas por Estados Unidos al consorcio tecnológico Huawei, los ciudadanos chinos masivamente han empezado a cambiar sus iPhones, de la empresa estadounidense Apple, para usar dispositivos de Huawei. La acción es parte de la campaña “Apoya a Huawei”.

Actualmente, Huawei lidera el proyecto de tecnología 5G, que ofrecerá una velocidad hasta 10 veces mayor que el 4G y promete conectar todo, en cualquier lugar y siempre.

Además trabaja en el desarrollo de un nuevo sistema operativo llamado “Hongmeng” que podría sustituir el software de Google, Android.

“Hongmeng” se viene desarrollando desde el año 2012, y este sistema operativo será compatible con todas las aplicaciones de Android.

La palabra “Hongmeng” fue escogida en honor a un personaje de la mitología china que representa el caos previo a la creación del mundo.

Google ha suspendido los negocios con Huawei que requieren transferencia de hardware y productos de software después de que Trump incluyera a la compañía China en la “lista negra” del Gobierno.

De este modo, la compañía estadounidense dejará de proporcionar soporte técnico y colaboración para los servicios de Android y Google a Huawei. No obstante, la medida no afectará a aquellas transferencias de hardware y productos de software que estén cubiertas por licencias de código abierto, es decir, que seguirán estando disponibles para todo aquel que desee usarlos.

Huawei calificó de irrazonable la orden, señalando que las medidas en su contra dejarán a EEUU rezagado en el despliegue del 5G, y señaló que esas restricciones no razonables infringen los derechos de la compañía y plantean problemas legales graves.

La imagen que los EEUU se construyó para sí desde finales del siglo XIX como adalid de la “libre competencia” de la producción y comercialización capitalistas, se derrumba en pleno siglo XXI con la guerra comercial y tecnológica que desató contra China, al poner en evidencia que tiene miedo al libre mercado.

Esto dará una autopista mucho más amplia a China para desarrollar su sistema 5G.

En primer lugar el 5G y la inteligencia artificial significarán miles de millones de elementos conectados, enormes cantidades de datos y todos ellos en la nube. Cambiará la forma de compartir archivos, las compras online y la reproducción de contenidos.

En segundo lugar, multiplica por 100 el número de dispositivos conectados con el mismo número de antenas. Se resuelve así el problema de la cobertura. Además, reduce también a una décima parte el consumo de batería de los dispositivos (alarmas, células o chips) lo que les da más autonomía para funcionar durante años.

No obstante, el mayor avance del 5G será la reducción de la latencia, el tiempo de respuesta que tarda un dispositivo en ejecutar una orden desde que se le manda la señal. Cuanto más baja, más rápida será la reacción del aparato que accionemos a distancia. El 5G reduce ese retardo a un milisegundo.

Esa repuesta instantánea es la que permite que la conducción autónoma sea segura pero también que se dirija a distancia los sistemas de comunicación, seguridad o defensa. De ahí que Trump haya centrado toda su artillería en Huawei, porque domina la construcción de redes 5G.

Lo que subyace en el pulso tecnológico entre EEUU y China tiene que ver con la más honda preocupación estadounidense por una primacía china en la carrera militar y el 5G figura en el centro de esa inquietud.

China tiene muchas armas tecnológicas y comerciales en su arsenal para responder al desafío. La primera es que es el primer inversor mundial en innovación y su retirada de los países occidentales causaría daños considerables.

También puede cortar el grifo de las exportaciones de los metales raros, imprescindibles para los teléfonos móviles. Pero sin duda, la más temible es que aplique los planes de contingencia que dice tener para esquivar el aislamiento estadounidense (el plan b del que habla Huawei) y el sistema operativo que reemplace a Android acabe con el cuasimonopolio de Google, con una cuota de mercado del 85%.

En este marco El presidente venezolano Nicolás Maduro señaló:

“He ordenado hacer una inversión junto a nuestros hermanos chinos y la tecnología de Huawei y ZTE, y de todas las empresas rusas para elevar las capacidades de telecomunicaciones y hacer realidad en Venezuela el sistema 4G a nivel nacional”.

Puntualizó que EEUU ha actuado contra Huawei, “solo porque la empresa ha dado pasos agigantados y se ha convertido en la empresa más avanzada en tecnología y comunicaciones del mundo entero, y ya va con todos los equipos hacia la instalación del sistema 5G”.

El mandatario elogió esta innovación y aseguró que “con el 5G nace otro mundo, con el 5G ustedes tendrán todos los servicios que ni se imaginan”.

Videos:
EU tiembla ante poderío de Huawei y desplome de Apple. Ruegan terminar guerra comercial
https://www.youtube.com/watch?v=hcKnsxp8FTI
Chinos renuncian en masa a sus iPhones en favor de Huawei
https://www.youtube.com/watch?v=FMxzbSRJZYE
Venezuela: Maduro anuncia su apoyo a Huawei
https://www.youtube.com/watch?v=_P7SWFg43qc

Fuentes:
https://www.telesurtv.net/news/chinos-abandonan-telefonos-iphones-apple-a-favor-de-huawei-20190523-0033.html
http://www.cubadebate.cu/noticias/2019/05/20/google-suspende-negocios-con-huawei-y-dejara-a-sus-moviles-sin-android-ni-apps/#.XOfKAogzbIU
https://www.telesurtv.net/news/maduro-inversiones-huawei-eeuu-20190524-0001.html
https://elpais.com/economia/2019/05/25/actualidad/1558795538_036562.html
http://pacocol.org/index.php/noticias/economia/8331-eeuu-sepulta-la-libre-competencia-neoliberal-con-guerra-a-huawei