Hanoi, 2 mar (PL) El presidente del Comité de Asuntos Estatales de la República Popular Democrática de Corea (RPDC), Kim Jong-un, finaliza hoy una visita oficial y amistosa a Vietnam que robustece las relaciones entre ambos países.

El líder de Corea del Norte se reunió la víspera con el presidente de Vietnam y secretario general del Partido Comunista, Nguyen Phu Trong; el primer ministro, Nguyen Xuan Phuc; y la titular de la Asamblea Nacional, Nguyen Thi Kim Ngan.

En cada encuentro Kim manifestó el deseo de ‘normalizar la cooperación y los intercambios’ en economía, ciencia, tecnología, deportes, cultura y arte’, para responder al interés común de ‘elevar los vínculos bilaterales a un nuevo nivel’.

El también presidente del Partido del Trabajo de Corea (PTC) recordó que ‘las relaciones amistosas entre los dos países y partidos están basadas en la sangre’ y reiteró ‘la posición inquebrantable’ de Pyongyang de ‘legar esa herencia a las nuevas generaciones’.

Las autoridades vietnamitas acogieron con calidez las declaraciones de Kim.

Esta visita marca un importante momento en la historia de las relaciones entre los dos Partidos y Estados, aseguró el presidente Phu Trong al inicio de las conversaciones oficiales entre ambos.

También será, dijo, una buena oportunidad para informarnos sobre la situación de nuestros países, fortalecer los vínculos bilaterales y discutir sobre asuntos regionales e internacionales de interés común.

La reunión entre los dos dirigentes se produjo al día siguiente de la cumbre entre el líder norcoreano y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, concluida sin acuerdos por la negativa de Washington de levantar siquiera parte de las sanciones impuestas a la nación asiática.

En las conversaciones con Kim, el presidente Phu Trong reconoció los grandes logros de Corea del Norte y expresó su convicción de que bajo el liderazgo del PTC, ese país continuará cosechando éxitos en la construcción de socialismo.

Entre los acuerdos a que llegaron las partes figura el aumento de las visitas de alto nivel y del intercambio de delegaciones mediante los canales del Partido, el Estado y las organizaciones de masas.

También, fortalecer los mecanismos de diálogo y cooperación, incluidas las consultas políticas a nivel de viceministros y el accionar del Comité Intergubernamental de Cooperación Económica, Científica y Tecnológica, así como abrir nuevas posibilidades de colaboración en áreas de interés mutuo.

Aunque su encuentro con Trump terminó sin acuerdos, la sintonización de las relaciones entre Pyongyang y Hanoi más que justifican el largo viaje en tren que realizó Kim hasta Vietnam.

Sus últimas actividades aquí consistirán en colocar ofrendas florales ante el Monumento a los Héroes y Mártires de la Guerra y el Mausoleo a Ho Chi Minh.

Esta es la primera vez en 55 años que un máximo dirigente de la RPDC visita Vietnam. En octubre de 1964 lo hizo el fundador de la República, Kim Il Sung.

agp/asg/cvl