La agencia espacial estadounidense destacó que los ataques fueron una «tragedia nacional» que implicó «un cambio significativo en la cultura estadounidense».

Con motivo del 21.º aniversario de los atentados del 11S sufridos por EE.UU., la NASA compartió una foto obtenida por satélite en la que se aprecia el impacto de los mismos en Nueva York.

«Los ataques del 11 de septiembre de 2011 fueron una tragedia nacional que resultó en una asombrosa pérdida de vidas y en un cambio significativo de la cultura estadounidense», expresó la agencia espacial en un comunicado, en el que agregó: «cada año, hacemos una pausa y recordamos».

En su texto la NASA incluye las palabras del astronauta Frank Culbertson, que en el momento de producirse los atentados se encontraba a bordo de la Estación Espacial Internacional (EEI). «El humo parecía tener una extraña floración en la base de la columna que fluía al sur de la ciudad [de Nueva York]», sostuvo. Y añadió: «Después de leer uno de los artículos de noticias que acabamos de recibir, creo que estábamos mirando a Nueva York en el momento de, o poco después, el colapso de la segunda torre. Qué horrible».

Al enterarse de la noticia, comenzó a fotografiar la zona, ya que en ese momento la EEI volaba sobre el área de la ciudad en la que fueron derribadas las Torres Gemelas.

«El mundo cambió hoy. Lo que diga o haga es menor comparado con la importancia de lo que le sucedió a nuestro país hoy cuando fue atacado», escribió en una carta pública compartida al día siguiente. «Es horrible ver el humo que sale de las heridas en tu propio país desde tan impresionante punto de vista. La dicotomía de estar en una nave espacial dedicada a mejorar la vida en la Tierra y ver cómo la vida es destruida por actos tan deliberados y terribles está sacudiendo la psique, al margen de quién seas», agregó.

La NASA también recordó el modo en que fueron homenajeadas las cerca de 3.000 personas que murieron en los ataques terroristas. Para ello hizo ondear unas 6.000 banderas en el vuelo del Endeavour de diciembre de aquel año que después fueron entregadas a los familiares de las víctimas.

También recordó las palabras del entonces administrador de la NASA, Dan Goldin, quien afirmó que las banderas son un «símbolo patriótico» de su «fuerza y solidaridad», así como de la «determinación» del país para «prevalecer». «La campaña ‘Banderas para héroes y familias’ es una forma de honrar y de mostrar nuestro apoyo a los miles de hombres y de mujeres valientes que han contribuido desinteresadamente a los esfuerzos de socorro y recuperación», manifestó.