El mandatario ruso asegura que los alumnos «ni siquiera sabían que Ucrania y Rusia formaban parte del mismo estado, la Unión Soviética».

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, aseguró este jueves en un encuentro con alumnos rusos que los escolares en Ucrania desconocían la existencia del puente de Crimea, que conecta la península homónima con la Rusia continental y pensaban que era un bulo.

«Ayer conversé con el ministro de Educación, Serguéi Kravtsov, él estuvo en Donetsk y en otros territorios [ucranianos liberados por militares rusos]. Disculpen, me quedé pasmado ante lo que me relató. Los escolares no sabían que existe el puente de Crimea. Creían que era una falsedad», dijo el mandatario durante un evento con alumnos rusos en Kaliningrado con motivo del inicio del nuevo año escolar. 

El jefe de Estado subrayó que muchos escolares en dichos territorios tampoco estaban al tanto que Rusia y Ucrania formaron parte del mismo estado. «Ni siquiera sabían que Ucrania y Rusia formaban parte del mismo estado, la Unión Soviética. Simplemente, no lo saben. Así es como se lo enseñaron», destacó. 

Misión de Rusia en su operativo en Ucrania

En cuanto al operativo de Moscú en Ucrania, el presidente acentuó que la misión de los soldados rusos y de las milicias del Donbass es «acabar con la guerra» desatada por Ucrania tras el golpe del Estado de 2014, que —recordó— no fue aceptado «en gran parte» por los habitantes de las repúblicas de Donetsk y Lugansk, así como en Crimea. 

«Por supuesto, y defender a Rusia, porque en el territorio de la Ucrania de hoy empezaron a crear un enclave antirruso que amenaza a nuestro país, por lo que nuestros chicos, que están luchando, protegen a los residentes del Donbass y a la propia Rusia», resumió. 

Aislamiento y cooperación científica

Por otra parte, Putin habló de las perspectivas de desarrollo científico de Rusia en el contexto de las sanciones occidentales. En este sentido, remarcó que actualmente es «muy difícil aislar un país de algo«, por ejemplo, en materia de la difusión de información científica.

«Bueno, ¿cómo puede ser eso imaginable? Es prácticamente imposible. Algunas áreas de la ciencia y de la tecnología son muy difíciles de desarrollar sin Rusia. Por ejemplo, en el espacio, pese a todas las dificultades, nuestros socios dicen que quieren seguir cooperando. Porque, digamos, ahora es posible transportar materiales, equipos, cosmonautas a la Estación Espacial Internacional, y los estadounidenses pueden, pero es más caro que con nuestros cohetes», concluyó.