“El pueblo venezolano salió a las calles a dar un mensaje contundente al mundo: exigimos la devolución de nuestro oro secuestrado en Londres, el avión de Conviasa y los demás bienes nacionales que pretenden robarnos. ¡Basta de atropellos! No dejaremos de levantar nuestra voz”, expresó este martes el presidente, Nicolás Maduro Moros.

El Jefe de Estado fijó así su posición sobre los últimos acontecimientos ocurridos con el patrimonio de Venezuela en el exterior, donde gobiernos plegados a los intereses del régimen imperial que gobierna a EE. UU., pretenden apropiarse de los activos del pueblo venezolano, tales como el oro de las reservas internacionales depositados en el Banco de Inglaterra, en Reino Unido, y el caso del avión de Conviasa, secuestrado desde hace dos meses en Argentina y por el cual un tribunal de Miami pidió «incautar» a las autoridades judiciales de aquel país suramericano.

En la multitudinaria presencia popular en las calles de Caracas, los asistentes además exigieron a las naciones del mundo a respetar el derecho internacional, la soberanía venezolana y la devolución de los activos robados en el exterior, tales como la empresas CITGO, en EE. UU., Monómeros en Colombia y las cuentas bancarias en bancos foráneos. La consigna bajo la cual se pronunciaron los venezolanos y venezolanas, fue el coro al unísono: «Imperio ladrón, devuélvenos el avión».

Asimismo, el Jefe de Estado venezolano aplaudió el acuerdo de repudio aprobado por los 277 diputados y diputadas del Poder Legislativo de la República Bolivariana, que instaron al gobierno del presidente Alberto Fernández a no ser cómplice del terrorismo imperial y proceda a levantar las restricciones a la aeronave de Emtrasur y su tripulación para que retornen a Venezuela de inmediato.