Moscú y Nursultán van a desarrollar «proyectos concretos en los ámbitos económico y comercial y energético», acordaron ambos líderes.

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, y su homólogo de Kazajistán, Kasim-Yomart Tokáev, mantuvieron una conversación telefónica en cuyo marco abordaron «las cuestiones actuales de la cooperación bilateral» en consonancia con los acuerdos que alcanzaron durante las negociaciones que celebraron en junio en San Petersburgo.

El Kremlin comunicó este martes que los mandatarios confirmaron su compromiso a continuar fortaleciendo «la asociación estratégica y la alianza de los dos países» y desarrollando «proyectos concretos en los ámbitos económico y comercial y energético».