La esposa, Mary Cumare fue la autora intelectual. Hasta los momentos van 13 personas imputadas. No descartan nuevas detenciones.

Como el «cangrejo de la década», calificó el Fiscal General de la República, Tarek William Saab el secuestro, desaparición y finalmente, el asesinato del profesor Carlos Lanz, a casi dos años del suceso acaecido el 8 de agosto de 2020.

Mary Cumare, esposa del profesor Carlos Lanz, habría pagado 8 mil dólares a su amante, Glen Castellano para que buscara sicarios que ejecutaran el asesinato.

Cumare había solicitado el asesinato de Lanz tres meses antes del hecho, informó el Fiscal. «El cadáver nunca deberá encontrarse», le pidió Cumare a su amante, Glen Castellano.

El Fiscal general, Tarek William Saab informó que hasta ahora 13 personas han sido detenidas por su vinculación en el secuestro y posterior asesinato del profesor Carlos Lanz.

«Las imputaciones continúan, no descarto nuevos detenidos en el caso. Siguen las investigaciones», destacó Saab.

“Este hecho fue tan minuciosamente organizado, que tuvieron la coartada perfecta para el crimen perfecto, así lo revelaron dentro de sus tertulias  necrofílicas”, dijo el Fiscal según las declaraciones de los implicados en el caso.

«Hoy con pruebas irrefutables, contundentes y demoledoras, revelamos el por qué, cuando y donde ocurrió este abominable crimen y señalaron indignamente al Estado venezolano», dijo el Fiscal al dar una introducción antes de proceder a relatar cronológicamente y minuciosamente los detalles del caso en una rueda de prensa realizada en la sede del Ministerio Público este miércoles.

«Debo decir que de manera personal dirigí esta investigación, y que para nuestro equipo, tanto para los órganos auxiliares de justicia, los detalles de esta investigación tienen un valor importante. Desde el sábado entrevisté personalmente a los autores materiales del caso, y seguirán las investigaciones», insistió Saab.

Desaparición voluntaria

El Fiscal recordó que en el inicio de las investigaciones, mantuvimos la tesis que «la extraña y enigmática desaparición del profesor Carlos Lanz fue voluntaria», resaltó.

«El llamado ´Comité de Búsqueda´, una suerte de fiscalía paralela, manifestaba su enojo porque en las comparecencia públicas (la Fiscalía) insistía en esta tesis, que la desaparición fue voluntaria. No habían elementos que determinaran un hecho violento. Nunca descartamos cualquier otra tesis, aunque ellos decían que había incluso una posible incursión de mercenarios extranjeros», explicó Saab.

«Lanz, siendo ex guerrillero, una persona de larga trayectoria, no iba a salir en plena cuarentena radical, en pandemia, con cualquier persona, tenía que ser alguien de su extrema confianza», dijo.

El 20 de agosta, su esposa, Mary Cumare, informa que salió de la vivienda, el 8 de agosto a las 8 a de la mañana y que su esposo estaba en casa. Dijo que su hija a las 11 de la mañana se percata que Lanz no estaba en su casa.

El 9 de agosto, fue notificada la Fiscalía sobre su desaparición. «Dispusimos de 6 fiscales dedicados al caso, si sumamos a los regionales alcanza a una docena de fiscales dedicados al caso y más de 200 diligencias realizadas para la resolución del mismo», dijo Saab.

A partir de la reunión del 28 de abril, una de las personas cercana a la familia, una doméstica que trabajó con ellos durante 20 años, cambió de residencia.

Saab narró que siete días antes del lamentable suceso, la doméstica se va de la casa. «Por qué la sacan de la casa si tenía 20 años viviendo allí, en plena pandemia, en tiempos de cuarentena radical… la sacan de la casa y se traslada de Maracay a Mene Grande, estado Zulia», informa Saab. .

En los interrogatorios , la doméstica manifestó la hostilidad entre la pareja, Cumare-Lanz y reveló datos sobre parejas extra matrimoniales de la señora Cumare.

Oliver Medina y Glen Castellano, eran los amantes de más larga data de la señora Mary Cumare. Castellano nunca dejó de tener una relación sentimental, con este sujeto, quien tenía además antecedentes penales por robo a bancos por lo que estuvo preso tres años en Puente Ayala y por robo de vehículos, estuvo preso en la cárcel de Tocorón.

Oliver Medina afirma que para el momento de los hechos mantenía una relación sentimental con Cumare, paralela a la que ella tenía con el profesor Carlos Lanz y Castellano, relación que reconocía y aseguró que paralelamente a él, ambos se beneficiaban de la relación con Cumare.

Finalmente, Darwin Zambrano, la ex pareja de la hijastra de Lanz, decide revelar los turbios comportamientos del comportamiento de Cumare contra el profesor Lanz, las agresiones verbales y hasta físicas contra el profesor Lanz.

«Cumare tiene el perfil psicológico que sufre del trastorno de personalidad limite fronteriza, llamado trastorno de Boderline, que se sitúa en el límite entre la neurosis y la psicosis, es una persona altamente inestable en sus relaciones familiares, agresiva, narcisista, impulsiva, al punto que se convierte en sociópata,a este tipo de personas con estos trastornos no les importa si caen presos, su moral o la de su familia.

El Fiscal dijo que Darwin Zambrano, afirmo que pudieran haber otros amantes, además de Medina y Castellanos.

Glen Castellano, delata a Cumare

El Fiscal Tarek William Saab informó que Castellanos delató a Cumare en sus declaraciones del sábado 2 de julio.

Castellanos dijo que Cumare había solicitado el asesinato de Lanz tres meses antes del hecho y que le pagó 8 mil dólares. «El cadáver nunca deberá encontrarse», le pidió Cumare.

Castellanos explicó que los 8 mil dólares se distribuyeron así: 5 mil dólares para un pran de Tocorón- a quien el Fiscal no quiso identificar porque las investigaciones se mantienen en proceso-, y dos sicarios. A Castellano le quedarían 3 mil dólares como facilitador de estos asesinos. En un video reproducido en la rueda de prensa sobre la declaración de Castellano, refiere que los billetes entregados por Cumare eran de 50 dólares y de 100 dólares.

Castellano confesó que el móvil del secuestro era el dinero de la corrupción en el INCE Maracay.

Una red de corrupción se había construido en el entorno familiar del líder revolucionario, Cumare al verse delata por las circunstancias y confrontada por Lanz, toma la decisión del asesinato.

Viloria era el testaferro de Cumare

Vía testaferros, Cumare realizó blanqueo de capitales, adquirió casa en la playa en Tucacas, dos apartamentos, fincas en Cojedes, camionetas, carros, entre demás bienes, según la confesión de Castellanos. Tito Viloria, dirigente sindical, era el testaferro.

Tito Viloria fue quien sacó a Lanza de su casa, al decirle que iban a una reunión en Mariara con milicianos, «porque hay una conspiración contra el gobierno», le dijo Viloria a Lanz.

Los traslada en un mitsubischi azul y atrás iba una camioneta Explorer azul, con los sicarios.

En dos camionetas, en una van en la retaguardia los criminales, para secuestrar a Lanz. En otra, iba el profesor Lanz con Viloria.

A la altura de Yagua, la camioneta explorer intercepta al vehículo donde iba Tito Viloria con Lanz, y lo llevan con destino a la Finca la Fortaleza, en Cojedes.

Glen Castellano, se regresa al Ince Maracay, para mantener la coartada con Mary Cumare, lo cual nunca pudo explicar por qué un sábado realizó un operativo de limpieza, en plena cuarentena radical, 8 de agosto de 2020 hasta las 6 de la tarde, limpiando un local.

«Ella quería que le diera un libro», dijo Castellano.

En una casa que colida estaba Lanz. En presencia de Viloria y Castellano, los sicarios contratados le propinan dos disparos en la cien, al profesor Carlos Lanz, el mismo día.

El 7 de agosto, Elys Becerra, prepara una fosa cerca del potrero de la finca la Fortaleza. «El luminol dio positivo, hubo rastros de sangre y de masa encefálica», dijo el fiscal Saab, según las investigaciones realizadas en el sitio en los últimos días.

-«Prepárate que vamos pa esa¡», le dicen a Lanz, los sicarios en el camino.

– «Si me van a matar, que sea de pie», habría dicho Lanz, según la confesión de Castellano, el amante de Mary Cumare.

El cuerpo cae en la fosa, pero trasladan el cadáver entre los dos sicarios y el capataz, desnudan el cadáver y lo ponen en una sábana de plástico y lo ponen en una cochinera, donde habían 9 cerdos, donde según la delación de Castellanos, para que finalmente, «con la peor en enseñanza de los Colombianos»- acota el Fiscal Saab, desaparecerían los restos del cadáver de Lanz.

Los sicarios usaron dos machetes y junto al capataz, llamado Elsi Becerra, mutilaron el cuerpo, comenzaron por brazos, manos, tronco y pies y se lo lanzaron a la cochinera, para que los animales se comieran los restos mortales de Lanz.

La coartada «perfecta»

El Fiscal dijo que los implicados en el caso creyeron que su coartada perfecta era la de incursión de mercenarios extranjeros, israelítas, dada la reputación política del profesor Lanz, con la intención de llevarlo a Canadá como venganza por su participación en el secuestro de William Niehous.

Tito Viloria, aprovechándose de ser dirigente sindical, insistió en esta tesis, sin presentar un solo elemento de prueba.

La Fiscalía nunca tuvo esa coartada con nisiquiera un 1 por ciento de credibilidad, pero Viloria insistió ello.

Hallazgos en la finca La Fortaleza

Identificación de zonas donde nuestros expertos de la unidad criminalística, al pasar el luminol detectaron rasgos de sangre, en una zona fronteriza colindante a la Finca la Fortaleza, ubicada en Cojedes.

Ubicación de una prenda de vestir, este hallazgo ocurriò el lunes.

El Fiscal calificó como irresponsables las declaraciones del llamado Comité de defensa de carlos Lanz, más de 200 diligencias sin descanso, para llegar hasta la verdad del caso.

Los detenidos e imputados

El Fiscal General anunció las imputaciones realizadas a las 13 personas sobre las aprehensión imputaciones fueron: Sicariato, asociación para delinquir, simulación de hecho punible,

Glen castellano: pareja extra matrimonial de Mayi Ocumare, coautor y delator de los hechos: fue imputado simulación de Darwin Alejandro Zambrano: encubrimiento del delito de sicariato, simulación de hecho punible. Olivaer: Maryuli, doméstica; amigo del cuñado: encubrimiento; hijastra e hijas: encubrimiento y simulación de hecho punible.