«Este ataque con misiles se planeó deliberadamente y fue perpetrado contra la población civil de las ciudades rusas», indicó Defensa.

El Ministerio de Defensa ruso comunicó este domingo que Kiev realizó la noche del sábado un ataque con misiles Tochka-U y drones Tu-143 contra zonas pobladas de las ciudades rusas de Kursk y Bélgorod.

Desde el Ministerio señalaron que los proyectiles balísticos portaban municiones de racimo.

En los territorios atacados no hay instalaciones militares. «Este ataque con misiles se planeó deliberadamente y fue perpetrado contra la población civil de las ciudades rusas«, indicó Defensa.

Los sistemas de defensa antiaérea interceptaron en el aire todos los misiles balísticos Tochka-U, «lanzados por nacionalistas ucranianos contra Bélgorod». «Como resultado del impacto contra los misiles ucranianos, los restos de uno de ellos cayeron sobre una casa en la ciudad», reza el comunicado.

Además, la defensa antiaérea derribó dos drones ucranianos «cargados con explosivos», cuando se estaban acercando a la ciudad de Kursk.

Por su parte, el gobernador de la provincia de Bélgorod, Viacheslav Gladkov, informó que «parcialmente destruido, uno de los proyectiles cayó en una zona residencial [de Bélgorod] y se detonó, provocando una explosión».

«Hay destrucción generalizada, heridos y muertos», afirmó, detallando que cuatro personas –un ciudadano ruso y tres ucranianos– fallecieron y otras cuatro resultaron heridas, entre ellas un niño. Asimismo, apuntó que, como resultado del ataque, 21 edificios de apartamentos y 40 viviendas privadas resultaron afectadas en la región.

Previamente, el funcionario señaló que se escuchó «una serie de fuertes ruidos», agregando que «posiblemente el sistema de defensa aérea entró en funcionamiento».

A su vez, Román Starovoit, gobernador de la provincia de Kursk, otra región rusa fronteriza con Ucrania, comunicó que sistemas de defensa antiaérea derribaron la noche del sábado dos drones ucranianos Strizh, que se estaban acercando a la ciudad de Kursk.

Starovoit comentó también el suceso en Bélgorod y afirmó que «como resultado de un ataque del enemigo, hay muertos y heridos entre los residentes, [fueron] destruidas casas de civiles«. El gobernador de la provincia de Kursk expresó sus condolencias por las víctimas.