Bogotá, 5 jun (Prensa Latina) La orquesta insignia de Cuba, Los Van Van, cautivó con su música y desenfado a miles de colombianos en la Plaza de Bolívar en Bogotá durante su concierto en el Festival Salsa al Parque que concluye hoy.

Esa festividad, una de las más emblemáticas de esta capital, estuvo aplazada durante dos años a causa de la pandemia de la Covid-19, pero su retorno confirmó el gusto de los colombianos por este ritmo y en particular por la agrupación cubana fundada en 1969 por Juan Formell que cuenta hoy con una renovada presencia de músicos, pero con el sello inconfundible donde se mezclan su formato de instrumentos, voces y letras costumbristas y picarezcas.

En entrevista con Prensa Latina, el director de Los Van Van, Samuel Formell, manifestó su alegría por la cantidad de público que asistió y bailó al son de sus propuestas, a pesar de la lluvia incesante durante todo el concierto.

«Estamos acostumbrados a que el público colombiano nos reciba de esa forma, pero creo que hoy había una energía increíble», aseguró a esta agencia al concluir su presentación.

Dijo no saber si ese amplio auditorio que los secundó cantando cada una de sus canciones, ovacionándolos y bailando, se debió a estos dos años de la pandemia, o a que hacía ocho años no venía a Bogotá.

«El último Salsa al Parque que hicimos fue hace ocho años, pero el recibimiento de esta noche fue muy impresionante, el público estuvo todo el tiempo participando, cantando nuestras canciones, es una experiencia inolvidable», manifestó emocionado.

Acerca de su agenda de trabajo en este 2022, detalló que Los Van Van hizo ya un tour por Estados Unidos con 11 conciertos; hace dos días estuvo en el Festival de Salsa de Veracruz (México) que es uno de los más grandes en toda América, parecido a este de Bogotá.

Próximamente, en julio, tiene un concierto en Lima (Perú) con la agrupación cubana Havana D’Primera, a continuación realizará una gira por toda Europa con 20 conciertos y en diciembre asistirá a la Feria de Cali aquí en Colombia, añadió.

«Ha sido un buen año, no esperábamos tanto trabajo. Para nosotros es muy necesario llevar esta música para el mundo entero y estamos muy contentos de que nos hayan invitado a tantos países por lo que hay Van Van pa’ rato», expresó.

Acerca del repertorio en esta temporada, puntualizó que se trata de una colección que la orquesta dejó atrás a causa de la pandemia.

Dentro de los números están Permiso que llegó Van Van y que da título al disco con el cual ganaron un premio Grammy en el año 2000, también un popurrí de los años 70, un recorrido por temas de los años 90 y canciones de hoy en un concierto de una hora y media y hasta de dos horas.

«Con los conciertos que estamos haciendo este año estamos conmemorando el medio siglo de la historia de Los Van Van», enfatizó Samuel, hijo de Juan Formell, compositor, bajista, arreglista y fundador de esta orquesta imprescindible de la música cubana, a la cual imprimió una sonoridad única.

«Dejó un legado que tenemos que defender con mucha responsabilidad, siempre pensando en el pueblo que es el que realmente nos hace sentir feliz porque sin el pueblo no somos nadie, es el que realmente canta nuestras canciones, va a estos lugares, los llena y nos entrega esa energía tan positiva», subrayó.

Por eso -dijo a Prensa Latina- «ese legado hay que defenderlo y llevarlo al mundo entero y siempre a Cuba que es nuestra Isla».

jcm/otf