Las medidas restrictivas contra Rusia «no son un medio eficaz para resolver el problema, sino que acelerarán la propagación de la crisis de Ucrania», aseveró el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de China, Zhao Lijian.

El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de China, Zhao Lijian, respondió este lunes a los cancilleres de los países del G7, quienes instaron dos días antes a Pekín a adherirse a las sanciones impuestas contra Rusia tras el inicio de su conflicto con Ucrania.

En una conferencia de prensa, el vocero aseveró que «China siempre decide su propia posición y política» y resaltó: «Siempre nos hemos opuesto a la imposición de sanciones unilaterales a otros países más allá de la autorización del derecho internacional y de las Naciones Unidas».

«Las sanciones no son un medio eficaz para resolver el problema, sino que acelerarán la propagación de la crisis de Ucrania y generarán nuevos y complejos problemas», indicó Zhao.

«China pide a todas las partes que hagan más para alentar y promover las conversaciones de paz», señaló el portavoz. Al mismo tiempo advirtió a los «países relevantes» de no «dañar los intereses legítimos de China de ninguna manera al manejar el problema de Ucrania y las relaciones con Rusia».

«No socavar las sanciones»

El sábado, los ministros de Exteriores de los países miembros del G7 pidieron a China «apoyar, de conformidad con el derecho internacional, la soberanía e independencia de Ucrania y la integridad de sus fronteras internacionalmente reconocidas, y a instar resueltamente a Rusia a detener su agresión militar contra Ucrania».

«Hacemos un llamado a China para que no ayude a Rusia en su guerra de agresión contra Ucrania, no socave las sanciones impuestas a Rusia por su ataque contra la soberanía y la integridad territorial de Ucrania, no justifique las acciones rusas en Ucrania y desista de participar en información, manipulación, desinformación y otros medios para legitimar la guerra de agresión de Rusia contra Ucrania», resalta un comunicado conjunto de los cancilleres.

El pasado lunes, el presidente de China, Xi Jinping, reiteró durante una conversación con el canciller alemán, Olaf Scholz, que Pekín aboga por la paz y por la resolución del conflicto en Ucrania mediante las negociaciones entre Moscú y Kiev. «Hay que hacer todos los esfuerzos para evitar la intensificación y la expansión del conflicto en Ucrania, que podría llevar a una situación inmanejable», declaró.