Tras las fuertes revelaciones de Aída Merlano, que serían la prueba de varios delitos electorales también se iniciarán acciones judiciales por el secuestro, intento de asesinato y posterior violación de la ex política barranquillera y que habrían sido ordenadas por Alex Char, pre candidato presidencial del llamado «Equipo por Colombia».

El anunció de la demanda fue hecho por el penalista Miguel Ángel del Río, quien se ha destacado por aportar en la defensa de las personas que han sido parte de la Primera Línea en el Paro Nacional, y que también ha contribuido en la creación de la Primera Línea Jurídica, un grupo de abogados que ha asistido a las víctimas de la violencia policial en Colombia.

Según Del Rio, Alex Char es es responsable de esos delitos y por tanto tendrá que responder a las autoridades por ello. «Aida Merlano fue violada, ultrajada, secuestrada y se ordenó su asesinato. Esto es serio. La banalidad no puede ser la noticia. Un candidato a la Presidencia está siendo señalado. La apoyaré hasta que los responsables se vayan a la cárcel.»

Según la publicación de a periodista María Jimena Duzán, en su columna para la resucitada revista Cambio, el plan de los Char hab´ria costado 1500 millones de pesos, cifra que fue revelada por la misma Merlano en sus diligencias virtuales ante la Corte Suprema de Justicia.

«El plan les habría costado 1.500 millones de pesos y los encargados de ejecutarlo fueron matones del bajo mundo de la mafia. La orden que tenían era no solo fraguar su fuga desafiando a la justicia, sino matarla.»

Compra de votos, corrupción y otros delitos que involucran a Alex Char y el «Equipo por Colombia»

Con esta situación se ve fuertemente cuestionado el llamado «Equipo por Colombia», grupo de precandidatos presidenciales que se caracteriza por presentar ideas de continuidad en las políticas del uribismo y del cual hace parte Federico Gutierrez, quien es señalado de ser «el elegido de Uribe»

Incluso, algunas voces de políticos y congresistas coinciden en señalar que Char debería renunciar a su aspiración presidencial para responder ante la justicia por los delitos contra Aida Merlano, pero también por las graves acusaciones en torno a la compra de votos para las elecciones de 2018 y 2019 que favorecieron al uribismo con el gobierno de Duque, al Clan Gerlein y al Clan Char.

Según lo que se ha podido establecer fueron varios los mecanismos de corrupción implementados por Alex Char para obtener contratos a cambio de votos, entre ellos el establecimiento de Casas de Compra en la que se entregaban dineros en efectivo antes y después de las elecciones.