Entrevista y análisis con Narciso Isa Conde desde República Dominicana.

• Jovenel Moïse surgió de la mafia de Martelly y recibió apoyo de Trump, que continuó con Biden, usándolo incluso contra Venezuela. Todo se complicó y posible se contemplara descartarlo por una fórmula más afín a los Clinton y al PD, que son parte de la corruptela en Haití.

• Si el Estado haitiano es “fallido”, es porque así EEUU, Francia y Canadá, potencias colonizadoras e interventoras, lo quisieron. Esa tesis (hiede a racismo), se vuelve a esgrimir para justificar más tropas invasoras. No olvidar que Haití posee litio, tierras raras y titanio.

• El pueblo haitiano lleva meses movilizándose por la destitución del presidente Jovenel Moïse. No debe estar triste por aquello de “quien hierro mata, hierro muere”, pero lo ahora importante es el relevo que podría depender mucho de quienes están detrás o manipulan el magnicidio.

• Cuando el poder se pudre, ilegítima y divide, cualquier cosa puede pasar, incluso el magnicidio de diferentes facturas. Eso pasó en Haití y no debe sorprender, menos a los que apoyaron a Jovenel sabiéndolo cúpula de un poder sórdido, mezcla de CIA y narcos-mafias.

• Jovenel pretendía reelegirse con un pueblo en contra y parte de las bandas en contra, no era viable. Con gobernabilidad en riesgo el régimen se sostenía mientras EEUU y otras potencias no decidieran reemplazarlo por Difícil creer que operativo contra Jovenel Moïse en su casa se hiciera sin que CIA y Mossad lo olieran. Puede ser un buen motivo para pasar de nuevo a un control militar mayor de EEUU sobre Haití, con OEA y ONU como mamparas, esgrimiendo el desmadre de las bandas y el caos.

• Difícil creer que el operativo contra Jovenel Moïse en su casa se hiciera sin que CIA y Mossad lo olieran. Puede ser un buen motivo para pasar de nuevo a un control militar mayor de EEUU sobre Haití, con OEA y ONU como mamparas, esgrimiendo el desmadre de las bandas y el caos.

• Jovenel Moïse era un presidente mafioso, puesto por el también mafioso Martelly y EE.UU. Tenía bandas asesinas propias, en competencia con otras dentro de un poder podrido. Hay que dejarse de lamentos hipócritas. Se lo tiraron y no por bueno, ya fuere la CIA, u otros capos mafiosos.

Entrevistó desde Ginebra, Suiza, Eliécer Jiménez Julio.