El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, en entrevista exclusiva con un medio internacional denunció que el país suramericano sufre una masacre económica que se perpetra desde Estados Unidos (EE.UU.), lo cual viola los derechos humanos de los venezolanos.

“Nosotros enfrentamos cuatro años de la administración Trump de agresiones y sanciones crueles que dejaron un daño a la economía venezolana. Trump dejó una política contra Venezuela irracional y que ha sido cuestionada por organismos de Derechos Humanos. Más del 80 por ciento de la población venezolana rechaza las sanciones”, acotó el presidente Maduro.

El jefe de Estado aseveró que pese al ilegal bloqueo, el país no está aislado y fortalece sus relaciones con sus aliados en el mundo, “el mundo es más allá de Occidente, el siglo XXI es multipolar, aspiramos reconstruir las relaciones con la élite estadounidense, porque nuestras relaciones con los intelectuales, movimientos sociales en Estados Unidos es buena”, agregó.

El mandatario venezolano instó a su homólogo de Estados Unidos (EE.UU.) a dejar la demonización contra el proceso bolivariano, “ojalá podamos encontrar caminos de respeto y beneficio mutuo que permitan regularizar las relaciones entre ambos países”, añadió.

“Por el momento no ha habido una señal positiva de acercamiento, lo único distinto que podría escucharse son los voceros de la Casa Blanca y del Departamento de Estado que buscan un diálogo en el país, pero es muy tímido porque las sanciones siguen intactas”, aclaró el presidente Maduro.

Frente a posibles acercamientos con el expresidente Donald Trump, el mandatario aseveró que estuvo cerca de entablar el diálogo, pero asesores como Bolton ejercieron una presión inimaginable, “la entonces canciller Delcy Rodríguez, estuvo en Washington y se reunió con gente colaboradora de Trump, pero el método de Trump se impuso. Yo estuve apunto de reunirme en 2018 con Trump, pero las presiones de Bolton impidieron la reunión”, puntualizó.

“En 2019 y finales de su Gobierno en 2020, hubo contactos en México con el entonces ministro de Comunicación Jorge Rodríguez, ellos afirmaban que si Trump ganaba las elecciones cambiaría la política hacia Venezuela, estaba aburrido de Juan Guaidó”, confirmó el jefe de Estado.

Garantías electorales en Venezuela

“En Venezuela se han efectuado 26 elecciones en 20 años, de esas 26 hemos ganado 24 y han habido veeduría internacional y en muchos casos hasta de la Organización de Estados Americanos (OEA), el expresidente de EE.UU., Jimmy Carter, aseveró que el sistema electoral de Venezuela es el más transparente del mundo”, sentenció el presidente Maduro.

El mandatario venezolano enfatizó que tras la instauración de la nueva Asamblea Nacional en el país se ha empezado un proceso de pacificación y de entendimiento con todos los sectores políticos, “hay una negociación con todas las oposiciones para ampliar las garantías electorales con miras a las megaelecciones del 21 de noviembre (…) Se eligió un buen Consejo Nacional Electoral, y han arrancado con buen pie para arrancar las megaelecciones”, señaló.

“Las garantías electorales para propiciar unas megaelecciones transparentes y confiables, se van a ampliar en función en la negociación política que se está llevando a cabo con todas las organizaciones políticas”, explicó el jefe de Estado.

Frente a las misiones internacionales para vigilar las elecciones nacional, el presidente reiteró que los rectores del CNE son los que envían las respectivas invitaciones, “todo aquel que quiera venir, será bienvenido”, aclaró.

Campaña mediática contra la nación

“Hay una Venezuela mediática de las campañas permanente y una real. ¿Es nuevo que desde la CIA se ha conspirado contra países de América Latina? Lo han hecho en Cuba, la Chile de Allende, contra el propio comandante Chávez”, explicó el presidente Maduro.

Respecto al tema, el jefe de Estado denunció que desde el triunfo de la Revolución Bolivariana se ha efectuado una campaña de estigmatización brutal, “a los poderosos del mundo y las élites de América Latina, no les conviene un proceso que se consolide y que sea alternativa al neoliberalismo”, añadió. 

“Venezuela y el mundo tiene derecho a la libertad comercial, no puede haber un país que por el dominio de la moneda y del sistema bancario, le imponga a otro su Gobierno, si eso se instaura sería el fin de Naciones Unidas y del Derecho Internacional, EE.UU. debe reconocer que existe el Derecho Internacional”, indicó el presidente.

El mandatario ejemplificó la campaña mediática contra el país con el caso fronterizo con Colombia, donde se le acusa a Caracas de abandonar la frontera y hasta de perder territorio a manos de grupos armados, “nosotros hemos garantizado en nuestra frontera libre de cultivo y producción de droga, mientras que en la zona Colombia es el reino de la droga y contrabando”, especificó.

“Nosotros le hemos enviado mensajes directos a los grupos armados ilegales y deben abandonar nuestro territorio, permanentemente estamos en vigilancia y despliegue militar, lo ideal sería que el presidente de Colombia se comunicara con nosotros y tuviéramos relaciones para coordinar la vigilancia de la frontera, pero lamentablemente en Colombia manda un extremista de derecha, Duque es un irracional y lleno de odio contra Venezuela”, acusó el jefe de Estado.

Continuando con el dramático tema fronterizo que requiere de un trabajo binacional, el presidente Maduro reiteró que desde Colombia se han emprendido hasta golpes de Estado en pro de romper el hilo Constitucional en Venezuela, “el 80 por ciento de la cocaína que llega a EE.UU. es proveniente de Colombia y cada año va en aumento”, denunció.

Economía nacional

En medio de las ilegales sanciones de tipo económico, financiero y comercial, Venezuela ha perdido estruendosamente sus ingresos nacionales, “al país no se le presta un dólar para invertir en petróleo, tenemos capacidad para producir 5 millones de petróleo (…) duramos 14 meses sin poder vender una gota de petróleo, ahora estamos recuperando los pozos, producción y comercio internacional en medio de graves sanciones”, apuntó el jefe de Estado.

“Pese a las ilegales y crueles sanciones, con esfuerzo estamos recuperando la producción petrolera, llegaremos a 1.500.000 barriles de petróleo. Creamos nuestra propia criptomoneda y abrimos una ventana a nuestros consumidores (…) Estamos propiciando las fuerzas productivas bajo una economía de guerra, ahora producimos el 80 por ciento de nuestros alimentos”, ponderó el presidente Maduro.

Ante la circulación del dólar en el comercio y consumo nacional, el mandatario enfatizó que la moneda nacional será el bolívar y que éste recuperará su valor preponderante en la economía, “producto de la recuperación económica, el bolívar volverá a recuperar su papel, seguiremos desarrollando un conjunto de políticas para que las fuerzas productivas se consoliden y volver al crecimiento económico”, acotó.

“Venezuela fue pionera en plantear el tema de las criptomonedas, las cuales son una realidad económica y financiera (….) además, contamos con la Ley Antibloqueo, la cual es liberadora y garantista, da garantías a los inversionistas a entrar a fondo en las inversiones del país”, expresó Maduro.

Frente al tema de la deuda con los bonistas, el presidente recordó que Venezuela se ha distinguido por pagar todos sus compromisos financieros, pero a causa de las sanciones a la nación le han cerrado cuentas bancarias y congelado dineros. 

“Nosotros somos buenos pagadores, hasta que llegaron las sanciones, en la etapa donde teníamos ingresos, se nos impedía pagar porque nos congelaban las cuentas bancarias, si yo tuviera el pago para los acreedores de la República, yo no podría pagarle porque no hay cuentas que acepten pagos”, aclaró el jefe de Estado.

El presidente explicó que los tenedores de bonos deben gestionar condiciones básicas con EE.UU. para que el país pueda acceder a cuentas bancarias, mercados de capitales y regularizaciones.

Aludiendo a la pérdida de los ingresos de los trabajadores en el territorio, el mandatario recordó que en el 2014 (un año antes del inicio de las sanciones), Venezuela tenía el salario mínimo más alto de América Latina y el Caribe. 

“Nosotros tuvimos una pérdida del 99 por ciento de los ingresos, pese a eso hemos mantenido al pueblo la construcción de vivienda, hemos garantizado la educación, la salud y en pandemia, garantizamos la atención a nuestro pueblo”, concluyó el presidente Maduro.