Lima, 8 jun (Prensa Latina) El candidato de izquierda Pedro Castillo ganó a su rival en el balotaje presidencial, Keiko Fujimori, en 16 de las 25 regiones de Perú y le arrebató su hegemonía en ocho de ellas.
Según los resultados regionales de la segunda vuelta electoral del domingo último, Castillo se impuso en todas las regiones andinas: Cajamarca, Huánuco, Pasco, Junín, Huancavelica, Apurímac, Cusco, Ayacucho y Puno, la mayoría por amplio margen.

También en las selváticas de Amazonas, San Martín y Madre de Dios y las costeras de Áncash, Arequipa, Moquegua y Tacna.

Fujimori ganó con amplitud en las costeras Tumbes, Piura, Lambayeque, La Libertad, Lima Metropolitana, Lima-Provincias e Ica, y en las amazónicas de Loreto y Ucayali.

Perdió además la mayoría que tenía en Áncash, Amazonas, San Martín, Huánuco, Junín, Ayacucho y Madre de Dios.

El diario La República hizo notar que la promesa de Fujimori, de repartir entre las familias de las zonas de influencia de operaciones mineras 40 por ciento del canon (regalía) regional, no tuvo ningún efecto, porque los habitantes de esos territorios votaron masivamente por Castillo.

Otra campaña política y mediática que señalaba a Castillo y sus seguidores como ‘terroristas’ por supuestos vínculos con remanentes de alzados y grupos afines, si bien logró réditos en Lima, también fracasó en las regiones andinas.

En Ayacucho, Huancavelica y Apurímac, territorios donde en décadas pasadas vivieron la llamada guerra interna, Castillo obtuvo 82,28, 84,96 y 81,47 por ciento de los votos.

El cómputo nacional de votos continuó hoy con una estrecha ventaja de Castillo sobre Fujimori, quien alega ‘indicios de fraude’ de Perú Libre en su contra.

La afirmación fue desestimada por la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE), los veedores nacionales e internacionales, expertos en materia electoral y periodistas de diversas tendencias.

msm/mrs