Por Frank González

Roma, 10 nov (Prensa Latina) Con un promedio de más de 20 mil nuevos casos y 333 decesos diarios en la última semana, la epidemia de Covid-19 no da tregua en Italia donde crece el número de regiones en emergencia sanitaria extrema.
La situación epidemiológica relacionada con el coronavirus SARS-CoV-2 sigue empeorando en todo el país, con un índice Rt de transmisión en torno a 1,7 y más de 500 casos por cada 100 mil habitantes, indicó la víspera en declaraciones a la prensa el director general de Prevención del Ministerio de Salud, profesor Giovanni Rezza.

De acuerdo con las estadísticas más recientes publicadas por el Ministerio de Salud, la cifra de personas contagiadas ascendió a 960 mil 373, con 345 mil 289 curadas y 41 mil 750 fallecidas, desde el inicio de la epidemia.

Asimismo, aumenta la presión sobre los servicios hospitalarios por el crecimiento del número de pacientes en recuperación y terapia intensiva, con incrementos de 63,9, 51,3 y 57,7 por ciento, respectivamente, en la semana del 28 de octubre al 3 de noviembre, según la Fundación Gimbe.

El monitoreo semanal realizado por esa organización promotora del desarrollo y difusión de la ciencia, confirmó la tendencia al incremento de nuevos casos, los cuales pasaron de 195 mil 51 a 130 mil 329, con un alza de 18 a 23,9 por ciento en la proporción de positivos respecto a pruebas realizadas.

Por regiones, la situación más crítica en cuanto a la relación entre casos positivos y pruebas realizadas fue la de Valle d’Aosta, donde ascendió a 46,8 por ciento, con un coeficiente de pacientes en recuperación y terapia intensiva de 135,3 y 10,3 por cada 100 mil habitantes, respectivamente.

En ese sentido, el monitoreo efectuado por el Instituto Superior de Salud (ISS) y el Ministerio de Salud, del 26 de octubre al 1 de noviembre, confirmó que la epidemia está en una fase de ‘rápido empeoramiento’, compatible con un escenario de ‘tipo tres’ en la mayor parte del territorio nacional.

El informe precisa, sin embargo, que crece el número de regiones en las cuales la velocidad de transmisión se ajusta ya a un escenario de ‘tipo cuatro’, en un contexto muy difícil para los servicios sanitarios territoriales con niveles críticos, actuales o inminentes, de ocupación hospitalaria en todo el país.

Según la clasificación y parámetros establecidos por el ISS, en un escenario de ‘tipo cuatro’ la transmisibilidad se escapa de control, con peligro para la estabilidad del sistema sanitario a corto plazo.

En línea con esas consideraciones, el gobierno adoptó un sistema de aplicación progresiva de restricciones, con tres áreas identificadas con los colores amarillo, naranja y rojo en las cuales clasifican las regiones a partir de la evaluación de 21 aspectos.

La ‘roja’ prohíbe los desplazamientos de entrada y salida en los territorios afectados y limitaciones a los internos, además del cierre del comercio minorista, excepto farmacias, negocios de alimentos; tabaquerías y puntos de venta de periódicos y revistas; además de bares, restaurantes, heladerías y dulcerías.

Por otra parte, proscribe las actividades deportivas y autoriza la continuación de la docencia presencial en los niveles de enseñanza elemental y el primero de la media, mientras el resto pasa a la modalidad de educación a distancia.

En el área roja permanecen Piamonte, Lombardía, Valle d’Aosta y Calabria, mientras Apulia y Sicilia están en la naranja, donde se espera la incorporación de Abruzo, Basilicata, Liguria, Toscana y Umbría, a partir de mañana.

En las circunstancias actuales, el ISS recomienda una reducción drástica de la interacción física entre personas para aligerar la presión sobre los servicios sanitarios, para lo cual estima fundamental evitar todas las ocasiones de contacto con personas ajenas al núcleo familiar y permanecer lo más posible en casa.

Mientras tanto, el gobierno mantiene la política de salvar vidas con restricciones tendientes a contener la propagación de la epidemia en contextos locales, sin recurrir al cierre generalizado de actividades como el decretado en marzo y abril, durante la fase de auge de su primer embate.

jha/fgg