Beijing, 8 sep (Prensa Latina) El presidente Xi Jinping afirmó hoy que ninguna persona o fuerza detendrá la marcha de China hacia la construcción de una sociedad modestamente próspera, tras ratificar voluntad de hacer lo necesario por proteger la vida del pueblo.

Deploró que en medio de la pandemia de Covid-19 algunos países apuesten por ‘el egoísmo, la búsqueda de chivos expiatorios y por confundir lo correcto con lo erróneo’, sin tener en cuenta las consecuencias de esos actos.

Pero consideró el enfrentamiento a la neumonía una evidencia de la fortaleza acumulada desde la fundación de la República Popular China hace casi 71 años y de sus bases sólidas para afrontar con serenidad cualquier ‘marea turbulenta’.

El proceso -comentó Xi- se caracterizó por poner en primer lugar la vida humana y demostró que los valores socialistas y la cultura del país motivan, ayudan a generar consenso y a movilizar recursos en momentos de crisis.

Destacó la participación de los jóvenes, la combinación de la medicina tradicional con la occidental y la continua innovación.

Según resaltó, el liderazgo del Partido Comunista de China (PCCh) constituye el principal pilar del pueblo en tiempos de dificultades y la organización tomará las medidas necesarias a fin de responderle en cualquier situación.

En ese punto, Xi saludó la gradual recuperación de la economía, remarcó la determinación a acelerar el establecimiento de una sociedad acomodada y, principalmente, ganar la batalla contra la pobreza absoluta al cierre de 2020.

Por otro lado, mencionó la unidad, cooperación, solidaridad, respeto a la ciencia y un sentido humanitario como los elementos claves en el combate a la pandemia a nivel internacional.

Aseguró que China mantendrá el suministro de materiales sanitarios, apoyará el rol de la Organización Mundial de la Salud como coordinador de esa tarea e impulsará la globalización económica basada en el multilateralismo.

Entre otras cuestiones, agradeció la ayuda recibida del exterior en la etapa más desafiante de la Covid-19 aquí y recordó que China la retribuyó con el envío de asistencia y profesionales a regiones golpeadas por la enfermedad.

De hecho, la nación asiática exportó mil 400 millones de trajes de protección, 209 mil respiradores y un significativo volumen de mascarillas faciales entre el 15 de marzo y el 6 de septiembre pasados.

Xi Jinping ofreció este discurso al condecorar a cuatro figuras calificadas de modelos a seguir por su labor en la lucha de China contra la Covid-19.

Entre los laureados está Chen Wei, una científica militar que creó una vacuna recombinante para tratar la neumonía y también conocida como la exterminadora del ébola.

Además, se reconoció el aporte de miles de individuos, grupos y miembros del PCCh.

ga/ymr