Bogotá, 5 sep (Prensa Latina) Las dudas sobre el destino del caso del expresidente Álvaro Uribe, en prisión domiciliar mientras lo investigan por fraude procesal y soborno a testigos, fueron una constante esta semana en Colombia.

Esta semana, la Corte Suprema decidió enviar el proceso del mentor del presidente, Iván Duque, y líder fundador del Centro Democrático, partido de Gobierno, a la Fiscalía General, tal como pedía su defensa.

Ahora Gabriel Jaimes Durán, quien tuvo un ascenso en su carrera de la mano de Alejandro Ordóñez, procurador general durante el gobierno de Uribe, llevará la investigación, lo cual genera desconfianzas sobre el desenlace de este caso, que podría sentar por vez primera a un expresidente de Colombia en la silla judicial o salir ileso.

De acuerdo con el diario El Espectador, Jaimes Durán es un funcionario público de vieja data que trabajó en la Fiscalía en 1994 y luego de varios movimientos, en abril de 2008 pasó al Consejo de Estado como magistrado auxiliar en el despacho del entonces magistrado Alejandro Ordóñez Maldonado, quien luego fue procurador general y es el actual embajador del gobierno de Iván Duque en la OEA.

El senador opositor colombiano Iván Cepeda advirtió el viernes que el fiscal general, Francisco Barbosa, busca liberar al expresidente Uribe (2002-2010) con procedimientos ilegales.

Anunció también acciones contra el magistrado Gabriel Jaimes, designado para adelantar el proceso contra Uribe e informó que notificará a la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, sobre las amenazas a su vida y los ataques del exmandatario contra la Corte Suprema de Justicia.

A sabiendas que estaban recusados, los fiscales Barbosa y Jaimes han comenzado a tomar decisiones a pesar de que el artículo 62 de la ley 906/04 ordena suspender toda actuación hasta que no se resuelva la recusación. Ellos violan mis derechos como víctima en este proceso, recalcó Cepeda.

Esta semana, por otra parte, Colombia entró en la fase de aislamiento selectivo y distanciamiento individual responsable, con la cual buena parte de la responsabilidad para cumplir las medidas de bioseguridad contra la pandemia recae en ciudadanos, empresas y entidades.

A pesar de la cifra creciente de contagios y muertes por la Covid-19, recientemente el ministro de Salud, Fernando Ruiz, explicó que esta etapa es una apertura del espacio en general e implica pasar de un aislamiento preventivo de cuarentena definida a un ámbito con apertura y reactivación económica, pero con condiciones.

En la superficie de esta nueva fase sobresale la reactivación económica, lo cual genera muchas expectativas ante el descalabro de la economía en estos meses de pandemia y el incremento del desempleo, y a la vez temores por más contagios.

La semana cerró con un llamado de organizaciones sindicales a un paro el lunes próximo en rechazo a la gestión del Gobierno de Iván Duque, las masacres, asesinatos a líderes, narcopolítica, préstamo millonario a la aerolínea Avianca, desempleo, incumplimiento del Acuerdo de Paz, tropas de Estados Unidos en Colombia, contra el Decreto laboral 1174, y otros.

agp/otf