Según el senador del Polo Democrático, la cabeza del ente investigador ni la vicefiscal Martha Mancera son garantía de imparcialidad e independencia para manejar el caso del expresidente, el cual fue enviado a esta entidad por orden de la Corte Suprema.

Así como lo había anunciado el pasado 31 de agosto, el senador Iván Cepeda acaba de presentar una recusación ante la Sala Plena de la Corte Suprema de Justicia para que el fiscal general, Francisco Barbosa, se aparte de la investigación contra el exsenador Álvaro Uribe. “Pedí que se elija fiscal ad hoc por la propio alto tribunal y no por terna enviada por el presidente Iván Duque, quien está también impedido” para hacerlo, señaló el congresista de Polo Democrático, quien fue reconocido en este caso como víctima por la Sala de Instrucción de la Corte en octubre de 2019.

Aunque en la Fiscalía dicen que el expediente aún no ha llegado, la Corte hizo oficial su traslado el pasado 1 de septiembre a través de un comunicado. La Sala de Instrucción le dio la razón a la defensa del expresidente -quien había solicitado este cambio de competencia del alto tribunal- y señaló que este proceso debe quedar en manos del ente investigador.

En su momento, la Sala de Instrucción señaló que “por tratarse de una investigación sin relación con su cargo de congresista (…) respecto de las conductas imputadas, por tratarse de delitos comunes y, además, por no encontrarse vínculo alguno de los hechos con la actividad funcional de legislador, o que fueran su necesaria consecuencia, o el medio y oportunidad propicia para su ejecución o un desviado o abusivo ejercicio de funciones, resolvió remitir a la Fiscalía el proceso” por el que Uribe tiene en prisión domiciliaria.

El argumento central de la recusación de Cepeda es que al llegar al expediente a la Fiscalía de Barbosa se viola los estándares internacionales de independencia e imparcialidad que contempla la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Según el órgano internacional, se debe garantizar que los fiscales y miembros de la Procuraduría (Ministerio Público) tengan imparcialidad e independencia. Asimismo la Corte IDH, insiste en que debe existir una apariencia de estos dos elementos. Cepeda señala que el relator especial para la independencia judicial de Naciones Unidas también ha resaltado que estos funcionarios judiciales sean independientes.

Según Cepeda, Barbosa no garantiza que haya imparcialidad e independencia y tampoco apariencia de ellas, en el caso contra Uribe. El congresista dice que el fiscal general hizo campaña a favor de la candidatura de Iván Duque, quien, como se sabe, hace parte del Centro Democrático, partido que es liderado naturalmente por el expresidente Álvaro Uribe. Además, Barbosa fue ternado por el presidente Iván Duque, quien es amigo personal del primer mandatario y fueron compañeros de universidad en la Sergio Arboleda.

La Fiscalía, en su primer pronunciamiento sobre el caso Uribe, señaló que “acata la determinación de la Sala de Instrucción de la Corte Suprema de Justicia. En el momento en el que el proceso sea trasladado, la Fiscalía General de la Nación estará facultada para asignar el proceso. El fiscal, a quien corresponda el caso, asumirá con autonomía, adelantará las acciones investigativas y tomará las decisiones necesarias con absoluta responsabilidad y rigor, en estricto respeto por las garantías constitucionales que les asisten al procesado, las víctimas y demás involucrados”.

Asimismo, señaló que el procedimiento para el traslado del proceso fue acordado en reunión entre el fiscal general y los magistrados de la Sala de Instrucción y que “dicho trámite se realizará en los próximos días”. Y agregó que “La Fiscalía General de la Nación insta a la sociedad y a los diferentes actores públicos a respetar el rol autónomo e independiente que cumple la entidad, y cada uno de los funcionarios como parte de la Rama Judicial”.