Washington, 19 ago (Prensa Latina) Los demócratas nominaron oficialmente a Joseph Biden como su candidato presidencial a las elecciones del 3 de noviembre en Estados Unidos, una decisión que transcurrió sin dramas, ya era una verdad a voces, destacan hoy medios locales.
‘Gracias, gracias, gracias’, dijo Biden en un breve comentario después de la votación nominal en la Convención Nacional Demócrata, que se desarrolla de forma virtual debido a la pandemia de la Covid-19.

En tiempos normales, el sufragio habría tenido lugar en el piso de la convención en Milwaukee, pero anoche la confirmación ocurrió mostrando videos de delegados en cada estado y territorio declarando su apoyo a Biden, reseñó el diario The Hill.

Los audiovisuales abarcaron desde un profesor de escuela secundaria en Arizona a un activista de seguridad de armas en Florida hasta la senadora estatal Nikema Williams en Georgia, quien compite para reemplazar al fallecido representante John Lewis (D-Ga.) en el Congreso.

La nominación de Biden llega después de un feroz debate entre los demócratas durante las primarias sobre quién sería más elegible para enfrentar a Trump.

El exvicepresidente emergió de una casi moribunda campaña cuando logró el control de las primarias después del respaldo de los votantes negros, en particular en Carolina del Sur a finales de febrero y en el Súper Martes a principios de marzo.

La competencia más dura de Biden por la nominación fue el senador Bernie Sanders, quien al hablar el lunes en la primera noche de la Convención instó a sus seguidores a dejar de lado sus diferencias con el exvicepresidente y unirse detrás del objetivo común de derrotar a Trump.

Al final la maquinaria de la fuerza azul colocó su apuesta del lado del moderado y representante del establishment del partido.

El exvicemandatario lidera por 7,7 puntos a nivel nacional en el promedio de RealClearPolitics, menor que su mayor ventaja de 10,2 puntos a finales de junio.

A 77 días de los comicios, el candidato demócrata también marcha al frente por cinco puntos o más en los estados de Michigan, Wisconsin, Pensilvania y Florida.

Además, muestra una posición muy cercana a Trump en los estados que el presidente debe ganar, incluyendo los estados tradicionalmente rojos como Texas y Georgia y los que ganó de manera cómoda en 2016 como Ohio y Iowa.

Sin embargo, los observadores advierten que nada está escrito y que en política dos meses y medio puede representar mucho tiempo.

De momento el escenario propicia créditos políticos. Los demócratas utilizan la convención para argumentar que supuestamente Biden está mejor preparado para sacar al país de la pandemia, el cierre económico y la agitación racial que se extiende por toda la nación.

mem/dfm