Por: Hernán Durango.

La masacre de tres personas en la vereda la cabaña de San José de Uré,. Sur del departamento de Córdoba enluta hoy 27 de julio de 2020 a los habitantes de la región de producción campesina, según la denuncia de la Fundación Social Cordoberxia, organización no gubernamental defensor de Derechos Humanos. 

Según el informe, las tres personas asesinadas son el saldo de la arremetida paramilitar contra la comunidad de la vereda la cabaña de San José de Uré. Los hechos se presentaron en la madrugada de hoy 27 de julio, promediando las 2 AM, en la vereda la Cabaña, corregimiento Versalles, municipio de San José de Uré – Córdoba, irrumpió un grupo armado ilegal, entraron a las viviendas campesinas, hurtaron los celulares, artículos y prendas de valor, amenazaban como mochar las cabezas de los habitantes de la comunidad, asesinaron a una señora, adulta mayor, su nieta y su esposo fueron amarrados, y hasta ahora no se conoce su suerte. 
Los criminales dieron la orden de desocupar la vereda. En este momento los habitantes de la vereda se encuentran desplazándose forzadamente, indica la fundación. 

Es muy grave la situacion en este momento ya que los paramilitares  exigieron a los habitantes irse de sus viviendas.
“No queremos a nadie en la vereda”, sentenciaron los paramilitares en una zona donde no hay presencia de la fuerza pública.
La Fundación Social Cordoberxia, también denuncia  públicamente que en el sur de Córdoba tras las recientes bajas dadas por la fuerza pública contra la estructura criminal “Clan del golfo”, se está reacomodando la agenda y estructura delincuencial, señalando a ciudadanos/as rurales y urbanos de ser “sapos del ejército”. 

Advirrten que el paramilitarismo en el sur de Córdoba pretende “ajustar cuentas” contra quienes ellos creen “colaboran con la ley”. 
Requieren al Ministerio del interior, a la Defensoría del pueblo, a la Oficina del alto comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, a la Comisión de Derechos Humanos del Senado, requerir medidas preventivas ante posible retaliación contra la sociedad civil por parte del “clan del golfo”. 

Es menester recordar que en mayo fue asesinado alias “caballo” y en este mes fue asesinado alias “pollo gordo”, ambos mandos reconocidos del mencionado grupo irregular en el sur de Córdoba.